15 de junio de 2015 14:42 PM
Imprimir

Los malos precios reducirán el área sembrada de cereales para dar paso a la soja

CompartiremailFacebookTwitterLas perspectivas de caída de precios y altos costos en los insumos, son los factores primordiales que marcan la reducción de las hectáreas destinadas a los cereales en torno del 27% a nivel país. Los campos sin sembrar irán en gran parte a la campaña de soja 2015/2016. Todos indica al día de hoy que […]

Las perspectivas de caída de precios y altos costos en los insumos, son los factores primordiales que marcan la reducción de las hectáreas destinadas a los cereales en torno del 27% a nivel país. Los campos sin sembrar irán en gran parte a la campaña de soja 2015/2016.
Todos indica al día de hoy que el próximo año habrá menos trigo y maíz. Los informes de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) y la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca así lo indican.

Para ambas instituciones, y en el caso del cultivo de invierno se mantiene firme la intención de caída del área en un 27% con respecto a la campaña pasada en la zona núcleo, con picos del 50% en algunas regiones y del 16% para Buenos Aires. Respecto del maíz, la BCR informó que en las primeras consultas todo apuntan a una reducción de área del orden del 40% sobre el ciclo anterior.

Los motivos son varios, pero principalmente te tienen que ver con los precios y los altos costos. En el primer caso, la posición enero para el trigo muestra un valor de u$s131 por tonelada, 70 dólares por debajo de los 203 visto en enero de 2015. El productor que puede sembrar lo hace con un cereal que cuesta hoy 106 dólares.

Un detalle no menor y visto por la bolsa rosarina tiene que ver con las ventas de insumos los cuales “caen precipitadamente ya que se compra sólo lo justo y necesario”. Esto es un indicador que también podría caer el rendimiento por hectárea y ni hablar de la devolución de nutrientes que año tras año retrocede.

Tampoco hay que olvidar la cuotificación del mercado triguero que desalienta al productor. En ese sentido, el Gobierno anunció el viernes la apertura de un millón de toneladas y 100.000 toneladas de harina. Pero todavía existe diferencia entre el precio real y el Fas teórico que difunde diariamente el Ministerio de Agricultura. Al último cierre, el mercado local pagó el cereal en 1.010 contra los 1.358 pesos que debería haberse comprado.

El maíz atraviesa la misma situación. Los 158 dólares que miraba el productor hace un año en la posición abril, hoy es de 117.

Según la BCR, “la fuerte inversión inicial junto al bajo precio del cereal, además de otros factores comerciales, desplaza al maíz de los campos arrendados y reduce el área en campos de propiedad”.

En definitiva malas noticias para los cereales. Los campos en especial del maíz, se irán ni mas ni menos a la soja. Hoy llegando a los 60 millones de toneladas, quizás no se repita para el próximo ciclo, pero es sabido que se trata de un cultivo que necesita menos tecnología que otros. Los valores a futuro tampoco son alentadoras, pero entre trigo y maíz, sigue siendo la mejor opción.

La oleaginosa tiene una a su favor: el clima. Un trabajo consignado por el director científico de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario, Julio Aiello afirmó que “los indicadores anticipan que hay un 80% de probabilidades de que instale un Niño débil”.

Esto significa el ingreso de una oferta de agua. Con lo cual el inicio de la siembra tendrá la humedad suficiente y eso “puede ser un buen año desde el punto de vista del rendimiento”, dijo Aiello.

La Justicia define por semillas

La Federación de Acopiadores presentó días atrás dos denuncias en la Justicia contra Monsanto y las 12 exportadores de cereales, tras la firma entre ambas para el control de la soja RR2 que llegará a los puertos.

Fuentes del sector acopiador detallaron que el objetivo es buscar una medida cautelar que frene el test que impulsa la multinacional Monsanto. Se trata de dos amparos, uno presentado en la Justicia Civil y Comercial, y el otro, en la Justicia Federal y Comercial.

En el primer caso, el juez se declaró incompetente y paso el caso a la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Mientras que el segundo, se espera una resolución en breve.

Precisamente esta semana autoridades del Ministerio de Agricultura recibirá a la Asociación de Semilleros de la Argentina (ASA). La reunión servirá para poner blanco sobre negro lo que se será el proyecto de Ley a llegar al Congreso.

Fuente:

Publicidad