15 de junio de 2015 05:04 AM
Imprimir

Un argentino consume casi seis kilos de yerba al año

La pasión por el mate en la Argentina ha llevado, según los últimos datos disponibles elaborados en 2014, a que se consuman 5,5 kilogramos de yerba per cápita por año.
El Once Digital – Paraná – Entre Ríos – 15-06-2015 El ejercicio es simple. Tomar cien botellas de agua de un litro, llenarlas y ponerlas una al lado de la otra. Ese líquido acumulado es la cantidad de mate que toma un argentino promedio por año.

La pasión por el mate en la Argentina ha llevado, según los últimos datos disponibles elaborados en 2014, a que se consuman 5,5 kilogramos de yerba per cápita por año.

El relevamiento del Instituto Argentino de la Yerba Mate da cuenta de otra particularidad del sector. Los supermercados no son los principales vendedores, ya que de sus góndolas sale alrededor de un cuarto de lo que se consume.

En la Argentina, y especialmente en los últimos años, la infusión ganó adeptos. Sin embargo, los argentinos no son los principales consumidores en el mundo. En primer lugar están los uruguayos, con alrededor de 6,8 kilogramos per cápita.

Otra característica que tiene el mercado es la diversidad ganada en los últimos años. Los productores de yerba locales no se han quedado quietos y salieron a buscar clientes, con variedad de sabores, mezclas y precios. La expansión externa no ha sido fácil. Siria, principalmente, y varios países árabes son los principales mercados en el exterior.

Hace pocas semanas, el cultivo fue epicentro de la polémica. Según un informe de la BBC, la Agencia Internacional para la Investigación contra el Cáncer (AIIC), que depende de la Organización Mundial de la Salud (OMS), puso la yerba en el grupo 2A de su lista de productos y alimentos cancerígenos. La respuesta vino de parte del gobernador de Misiones, Maurice Closs. “Detrás de la advertencia de la OMS se encontraría una multinacional que disputa el mercado de bebidas y que además está interesada en la yerba como insumo -dijo el misionero-. Quiero advertir acerca de la operación que afirma que el mate es cancerígeno como si esto fuera una verdad absoluta y comprobada”.

Fuente:

Publicidad