15 de junio de 2015 23:18 PM
Imprimir

Senado de EE.UU. definirá si hay reversa a etiquetado COOL

CompartiremailFacebookTwitterEl Senado de Estados Unidos definirá si revoca un etiquetado de carne, violatorio de las normas comerciales internacionales, para evitar represalias de Canadá y México, que podrían ser autorizadas este miércoles por la Organización Mundial del Comercio (OMC).   La semana pasada, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley para […]

El Senado de Estados Unidos definirá si revoca un etiquetado de carne, violatorio de las normas comerciales internacionales, para evitar represalias de Canadá y México, que podrían ser autorizadas este miércoles por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

 

La semana pasada, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley para derogar la etiqueta COOL, con una votación 300-331, dejando la resolución final al Senado.

 

Los legisladores tienen un margen estrecho de tiempo. Oswaldo Cházaro, presidente de la Confederación Nacional Ganadera (CNG) de México, dijo que el próximo 17 de junio la OMC determinaría si aprueba el monto propuesto por México y Canadá para aplicar represalias conjuntas contra su vecino común, por 3,123 millones de dólares.

 

En Estados Unidos, Pat Roberts, presidente del Comité de Agricultura del Senado, afirmó que él se moverá rápidamente para responder al fallo de la OMC, a pesar de que él tiene que introducir apenas el proyecto de ley enviado por la Cámara de Representantes.

 

Roberts opinó que la derogación “sigue siendo la forma más segura de proteger a la economía estadounidense” de la suspensión de beneficios a que tendrían derecho México y Canadá. El etiquetado ocasiona que el ganado mexicano y canadiense y sus productos cárnicos sean segregados de aquellos de origen estadounidense, lo que afecta la cadena productiva de América del Norte y perjudica a los productores y procesadores de los tres países.

 

México busca suspender beneficios a Estados Unidos por 653 millones de dólares, mientras que Canadá fijó el monto en 3,070 millones de dólares canadienses (unos 2,470 millones de dólares estadounidenses).

 

Por el mayor control de las reglas COOL, las exportaciones mexicanas de becerros al mercado estadounidense, que sumaron 419 millones de dólares en el 2014, han sido afectadas entre 40 y 90 dólares por cabeza.

 

De acuerdo con datos de la CNG, el inventario ganadero de México es de alrededor de 30 millones de cabezas, activo productivo con un valor superior a 250,000 millones de pesos. De esos, anualmente se extrae una media de 6 millones de cabezas para el abasto nacional y 1.2 millones para la exportación como ganado en pie. Más de 80% se destina a Estados Unidos.

 

La etiqueta COOL, introducida en el 2009, obliga a los empacadores a identificar dónde los animales nacieron, se criaron y fueron sacrificados, una información que es impresa en los productos cárnicos. (Con información de agencias).

Fuente:

Publicidad