18 de noviembre de 2009 01:20 AM
Imprimir

Arrendamientos divide al campo

Cuando el cruce entre Mario Llambías de Confederaciones Rurales y Eduardo Buzzi de Federación Agraria parecía superado, el eventual dictamen de la Ley de Arrendamientos volvió a fracturar a la Mesa de Enlace.

Mientras que los federados defienden la iniciativa oficial -desde hace tiempo presentaron un proyecto al respecto-, en la Sociedad Rural y en el brazo pampeano de CRA (CARBAP) estiman que «no es un proyecto genuino, sino para dividir» a la dirigencia agropecuaria.

Aunque el proyecto en la Comisión de Agricultura no logró el dictamen que esperaba el kirchnerismo -tampoco la Ley de Lechería, ampliamente rechazada por el sector-, desde ayer temprano comenzaron a escucharse renovados argumentos desde las distintas entidades.

Imputación

Las diferencias en la Mesa de Enlace respecto de lo que debería ser una adecuada regulación de los arrendamientos son conocidas hasta por el propio Gobierno, que según acusan desde la SRA y CRA, impulsa esta ley para dividirlos.

Por la mañana, el presidente de CARBAP, Pedro Apaolaza, se encargó de instalar nuevamente la discusión, y se despachó con una frase ruidosa: «La Mesa de Enlace está unida por los productores, no por sus dirigentes». Así, explicó el rechazo de la entidad al proyecto oficial, y su diferencia con la FAA que dio apoyo explícito a la iniciativa. «Me parece lógico, porque fueron sus primeros impulsores, pero no vamos a apoyarlos (a la FAA) porque creemos que esto da una razón más al Gobierno para pensar que la Mesa de Enlace está desunida», dijo ayer Apaolaza.

Sin embargo, el dirigente pampeano reconoció el desencuentro. «Las diferencias dentro de la Mesa de Enlace hubiera sido mejor que se discutan dentro del ámbito apropiado y no por los medios».

También desde la SRA rechazaron el proyecto, y se mostraron sorprendidos del respaldo de la Federación Agraria: «No nos convence. Además, había acuerdo en las cuatro entidades de que no era oportuno tratarlo», se sorprendieron ante la consulta de este diario. «Si alguna de las entidades cambió de opinión sobre este proyecto, se tratará en la reunión semanal el jueves próximo (por mañana). Pero tenemos claro que sobre la ley cada una tiene su posición», se sinceraron.

Así, se intentó relativizar las distancias al respecto, que según estiman en la SRA, «ya estaban establecidas». «No sé por qué CARBAP volvió a instalar el debate», reflexionaron desde La Rural.

En el otro extremo, el secretario gremial de Federación Agraria, Omar Barchetta, ratificó que la entidad apoya la intervención del mercado de alquileres agropecuarios para evitar la concentración. «Fuimos los primeros que pedimos que se impulse este tema», apuntó.

Barchetta señaló que «si fuera por Federación (Agraria), nosotros queremos el proyecto inicial, que establecía como tope máximo (de alquiler por empresa) 10 unidades económicas, pero si esto no se puede, apoyamos también los cambios, que incluyen propuestas de hasta 30 uni-dades».

En cuanto a la posición sobre el tema de los demás dirigentes que integran la Mesa de Enlace, Barchetta dijo que «cuando hay temas puntuales (como el de la intervención de los arrendamientos), cada entidad reclamará por separado».

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *