18 de junio de 2015 11:00 AM
Imprimir

Volvió a subir el precio de la soja y se incrementaron las ventas en Rosario

Las fábricas ofrecieron $ 1950 por tonelada disponible, $ 50 más que anteayer; se vendieron unas 150.000 toneladas; en la Bolsa de Chicago las alzas superaron los 4 dólares

Por segunda jornada consecutiva, los precios de la soja se negociaron en alza ayer en el mercado disponible local y se incrementaron las ventas en el recinto de operaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). La tónica positiva doméstica estuvo en sintonía con las mejoras registradas en la Bolsa de Chicago, donde los fondos de inversión volvieron a ser los protagonistas de la rueda.

Luego de iniciar la jornada con una oferta de $ 1920 por tonelada de soja disponible, las fábricas elevaron la propuesta hasta los $ 1950 para las terminales de Timbúes, San Martín, San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez, Ricardone y de General Lagos, lo que implicó una mejora de 50 pesos respecto del precio vigente anteayer. En negocios con entrega diferida a agosto la demanda pagó $ 1960 por tonelada, también 50 pesos más que el martes.

En su reporte diario, la BCR indicó que por soja con descarga en septiembre y en noviembre los interesados propusieron 219 y 225 dólares, respectivamente. Y añadió que durante la rueda se comercializaron unas 150.000 toneladas de la oleaginosa, por encima de las 120.000 toneladas de la jornada precedente.

Las mejoras volvieron a replicarse en los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde los exportadores pagaron 1960 y 1950 pesos por tonelada, con mejoras de 10 y de 30 pesos.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones julio y noviembre de la soja sumaron US$ 1,30 y terminaron la rueda con ajustes de 221 y de 230,80 dólares.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer subas de US$ 4,23 y de 4,50 sobre los contratos julio y noviembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 356,05 y de 345,30 dólares por tonelada. Como en la rueda anterior, los fondos de inversión fueron activos protagonistas de las subas al comprar 9000 contratos, equivalentes a poco más de 1,22 millones de toneladas. Así, en las última dos ruedas los especuladores adquirieron 23.000 contratos de la oleaginosa, por un total de 3,13 millones de toneladas.

El fundamento para el “tour de compras” que los fondos vienen realizando desde anteayer es el exceso de humedad en áreas agrícolas del Medio Oeste de los Estados Unidos, que podría perjudicar tanto a la soja como al maíz. Ayer, en el mercado se especuló con la posibilidad de que en algunas regiones se deba resembrar soja, dado que hay campos que quedaron bajo el agua en los Estados de Missouri y de Illinois, producto de las intensas precipitaciones y del desborde de ríos tras el paso de la tormenta “Bill”, devenida anteayer a “depresión tropical”, según el Centro Nacional de Huracanes estadounidense.

En la medida que persista el tiempo húmedo y que los agricultores no puedan entrar en los campos para concluir con la siembra de soja 2015/2016 -resta poco más del 10%-, los especuladores continuarán ingresando en el mercado y con ellos permanecerá abierta la posibilidad de capturar precios que pocas jornadas atrás eran impensados. No obstante, no habría que perder de vista que si retorna el clima seco es muy probable que las compras se transformen en ventas y que el nivel de precios tienda a bajar por el efecto de las altas existencias vigentes en los Estados Unidos.

En ese sentido, los operadores ya marcaron en sus agendas el martes 30 del actual, día en que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicará su informe trimestral de stocks de granos al 1º de junio, un trabajo que podrá aclarar u oscurecer el panorama de precios.

Respecto del mercado de maíz argentino, ayer los exportadores ofrecieron $ 950 por tonelada disponible para Bahía Blanca y $ 900 para San Martín y para General Lagos, sin cambios. En éstas últimas dos terminales, la BCR advirtió que en el cierre de la jornada los exportadores bajaron sus propuestas hasta los $ 880.

En el Matba, la posición julio del maíz bajó US$ 0,40 y cerró con un valor de US$ 99,30, mientras que el contrato septiembre subió US$ 0,50 y quedó con un ajuste de US$ 104.

Por las mismas razones descriptas para la soja, los precios del maíz cerraron en alza ayer en Chicago, donde sus posiciones julio y septiembre sumaron US$ 2,07 y 2,16 al terminar la rueda con ajustes de 141,43 y de 143,79 dólares por tonelada. Durante la jornada los fondos compraron 10.000 contratos, equivalentes a 1,27 millones de toneladas.

Otro factor que aportó ayer a la tónica alcista de los precios de los granos fue el mercado de las monedas, donde el dólar perdió valor frente al euro, en una relación que pasó de 1,1250 a 1,1330. Este movimiento mejora la competitividad de las materias primas exportables de los Estados Unidos.

Por último, la BCR indicó ayer que los exportadores ofrecieron $ 970 por tonelada de trigo condición cámara, $ 20 más que en la rueda anterior. La entidad añadió que la propuesta contaba con un margen de mejoras hasta los $ 1000. En Bahía Blanca, el cereal con ph 78 y con un mínimo de 10,5% de proteína se cotizó a 152 dólares.

En el Matba, las posiciones julio y enero del trigo perdieron US$ 2,50 y terminaron la jornada con ajustes de 106,50 y de 125 dólares.
La proporción de negocios “a fijar” sigue alta

En su nuevo informe semanal de comercialización agrícola, el Ministerio de Agricultura de la Nación confirmó ayer el adelanto en la compra de granos gruesos por parte de la demanda y ratificó la mayor proporción de operaciones bajo la modalidad “a fijar” precio respecto de 2014.
Hasta el 10 del actual, los exportadores compraron 11.346.600 toneladas de maíz, un volumen que implicó nuevas operaciones semanales por 540.600 t y un adelanto del 21,57% frente a las 9.333.700 t compradas a igual fecha de 2014. Según Agricultura, del total adquirido hay 3.092.600 t (un 27,3%) sin precio firme. Un año atrás, las 2.111.300 t “a fijar” representaban el 22,6% del volumen comercializado.
En soja, la demanda adquirió 26.917.200 toneladas, lo que implicó nuevas operaciones semanales por 2.152.900 t y un adelanto del 27,14% frente a las 21.171.300 t compradas un año atrás. Del total adquirido, 8.100.400 t, es decir el 30,1%, están sin precio. A igual fecha de 2014, las 4.182.600 t “a fijar” implicaban el 19,8% de todo lo comprado.

Fuente:

Publicidad