19 de junio de 2015 12:13 PM
Imprimir

La ley comunitaria de sanidad animal podría estar aprobada antes de final de año

CompartiremailFacebookTwitterLa Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo ha dado el visto bueno a un acuerdo informal al que llegó el trílogo de Consejo, Parlamento y Comisión Europea el pasado 1 de junio. La votación se ganó con 41 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones. El texto acordado tendrá que ser aprobado formalmente […]

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo ha dado el visto bueno a un acuerdo informal al que llegó el trílogo de Consejo, Parlamento y Comisión Europea el pasado 1 de junio. La votación se ganó con 41 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones.

El texto acordado tendrá que ser aprobado formalmente por el Consejo. Una vez que el Consejo de su posición en primera lectura del resultado de las negociaciones, la propuesta de ley tendrá que ser nuevamente aprobada por la Comisión de Agricultura, antes de ir al Parlamento Europeo en segunda lectura, lo que se espera que pueda ocurrir en otoño.

Se espera que la norma pueda ser formalmente aprobada antes de que finalice el año 2015. Será aplicable 5 años después de su entrada en vigor.

La propuesta de Ley de Sanidad Animal, por primera vez, vincula el bienestar de los animales con su salud animal y la sanidad pública. Además, recoge que todos los ganaderos y comerciantes de ganado estarán obligados a aplicar principios de buen manejo de los animales y de un uso responsable de los medicamentos.

La propuesta de Ley da poder a la Comisión para tomar medidas urgentes cuando aparezcan focos de una enfermedad. Los europarlamentarios han propuesto que en las decisiones de prevención y control de enfermedades se implique tanto al Parlamento como al Consejo en el establecimiento y actualización de la lista de enfermedades potencialmente peligrosas, como la PPC, influenza aviar o fiebre aftosa, en consulta con los expertos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Además, proponen involucrar a las partes interesadas, como las organizaciones de ganaderos, asociaciones de veterinarios, y organizaciones en defensa del bienestar animal, en la redacción y actualización de los planes de contingencia.

Fuente:

Publicidad