21 de junio de 2015 00:56 AM
Imprimir

La estrategia caníbal que amenaza a la industria láctea de origen nacional

CompartiremailFacebookTwitterLas estrategias comerciales de las diferentes empresas buscan sacar provecho de cualquier falencia que tenga la competencia, muchas veces con prácticas que pueden no ser las más lícitas. Por lo general hay rumores que se corren, sospechas que se tienen, pero suele ser difícil demostrarlo. Salvo que alguien filtre esos documentos y revele contenidos que […]

Las estrategias comerciales de las diferentes empresas buscan sacar provecho de cualquier falencia que tenga la competencia, muchas veces con prácticas que pueden no ser las más lícitas.

Por lo general hay rumores que se corren, sospechas que se tienen, pero suele ser difícil demostrarlo. Salvo que alguien filtre esos documentos y revele contenidos que están vedados al gran público, y que alguien se anime a contarlo.

Algo de eso hay. Nos llegó en las últimas horas información muy confiable que detalla la estrategia de distribución de una empresa que opera en el mercado nacional y según dice el paper habrá en las próximas horas una sobreoferta en el mercado a precios imposibles para la competencia nacional.

La finalidad es acaparar mercado aún a costa de destruir el propio mercado interno, poniendo en una situación más complicada aún a las usinas con bandera nacional.

Los precios que se especulan saldrán en la próxima semana al mercado hablan de $ 30 para un Cremoso, $33 para un Tybo, $34 para la mozzarella y $60 para el Regianito.

Además se remarca a los distribuidores que se le asignará a cada uno una cuota obligatoria de kilos para colocar en el mercado y se indica contra los productos de qué empresas se debe salir a competir.

Fuente:

Publicidad