22 de junio de 2015 11:57 AM
Imprimir

Etchevehere ya se ataja y no está tan seguro del “cambio”

Ahora dice que “gane quien gane” las elecciones necesitará del campo para generar divisas. Exactamente lo mismo que Kicillof.
“Gane quien gane las elecciones, no vemos otro sector que rápidamente incorpore las divisas que necesita el país”, dice ahora Luis Etchevehere. Curiosamente, palabras más o menos, fueron la que empleó el ministro de Economía, Axel Kicillof, para explicar el modelo de industrialización que el gobierno pretende profundizar.
 
Etchevehere habló así en la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, en Paraná, para presentar la “Agenda del Campo” que elaboró la SRA un cúmulo de desgravaciones impositivas, liberalización de exportaciones y eliminación de retenciones. 
 
“Si pretendemos tener un país mejor, tenemos que trabajar para que mejore la calidad institucional del lugar en el que vivimos”, destacó Etchevehere. Raro, porque fue a raíz de su propia intervención que se enturbió la elección a presidente del IPCVA con la designación de un “presidente interino” una especie de “golpe” institucional dentro de un organismo creado por ley.
 
Etchevehere, un vocero no oficial de las propuestas económicas del PRO, asegura con sus técnicos que la inversión solamente llegará de la mano de un “shock de confianza” como en los noventa cuando las inversiones extranjeras llegaban por la certidumbre que ofrecía el menemismo elogiado por el antecesor de Etchevehere, Enrique Crotto. Claro que esas inversiones eran puramente especulativas y así como ingresaron.
 
No está tan fácil la contienda política para el PRO como suponían Macri y Etchevehere a principios de año. Del Sel no sedujo al electorado del campo como se esperaba y la elección en Entre Ríos con Alfredo De Ángeli como el postulante amarillo, se encamina a ser la segunda derrota electoral del macrismo frente al oficialismo que conduce Sergio Urribarri.
 
“Siento que la gente quiere un cambio” dice frente a cualquier micrófono Horacio Rodríguez Larreta el sucesor electo para competir por el gobierno de la ciudad. “Cambio” es la palabra clave que impuso el consultor Durán Barba, y “cambio” es la palabra que más abunda en el macrismo. 
 
“Cambio” es lo que no ha habido hasta ahora en las urnas donde Salta, Santa Fe, Neuquén y posiblemente la misma Ciudad de Buenos Aires, hayan ratificado la continuidad de los oficialismos locales. La gran pregunta es si eso mismo se dará a nivel nacional.
Fuente:

Publicidad