13 de mayo de 2010 20:20 PM
Imprimir

Batata, procuran conquistar grandes mercados

El Proyecto de Producciones Intensivas que lleva adelante el INTA San Pedro promueve actividades con productores y emprendedores que trabajan en el cultivo de batata.

En el último encuentro del grupo, donde participaron más de 20 emprendedores, se repasó la situación del mercado mundial, los costos de exportación, los aspectos organizativos y de equipamiento y las normas del SENASA a nivel nacional.

Estados Unidos es el mayor exportador mundial de batata con 40 mil toneladas, seguido de China con 12 mil, y luego Israel, Honduras y Perú.

Inglaterra se conviertió en el mayor importador del mundo, con mil dólares la tonelada, seguido de Canadá, a 917, Francia y Japón.

Sus preferencias a la hora de importar implican cajas de 6 kg; la exigencia de certificación de Global Gap, tamaños de entre 300 y 600 gramos, forma oval más que alargada y variedades como la Beauregard y Convington.

El Ing. Agr. Héctor Martí es el responsable de esta línea de trabajo que intenta dar respuesta a las demandas de quienes se involucran en esta actividad productiva.

En su presentación, el Lic. Javier Octtinger, de DPG Fruits, aseguró que hay muchas posibilidades para la Argentina y mencionó a Perú, Honduras y Sudáfrica como posibles competidores.

Señaló que para llegar a obtener un dólar por kilogramo de batata en Argentina: necesitamos cultivar Beauregard o Covington; contar con la certificación de Global Gap; empacar sólo lo mejor en cajas de 6 kilogramos; y unos tres años de paciencia y esfuerzo.

Octtinger destacó que "los destinos que aparecen como más interesantes para la Argentina son la Unión Europea y Canadá, pues estos mercados pagan los mejores precios, aunque también son los más exigentes en cuanto a calidad".

Añadió que "si bien es posible exportar batatas de todo tamaño, las categorías que reciben los precios más altos son la Large 1, que incluye batatas de 300 a 450 gramos, y la Large 2, para batatas de 451 a 600 gramos".

También expusieron, el consultor internacional Ing. Agr. Mariano Larrazabal quién organizó su charla en 3 etapas: autocrítica a cómo somos los argentinos; actividades que tenemos para exportar; y contacto directo con el agricultor.

La propuesta de Larrazabal, resalta la consolidación de grupos. Hay que mirar la mitad de oportunidades que tenemos con el doble de profundidad. La compra se hace a una suma de empresas, no a una sola. … La única forma de integrarse es juntar todas las empresas. Argentina tiene todo el potencial, lo que le falta conocer es cuál es la demanda.

Desde el SENASA, la Ing. Agr. Natalia Larrea explicó los aspectos normativos en cuestiones de operatoria: inspección, certificado de calidad y arrojó datos estadísticos en materia de exportación.

También habló de las condiciones mínimas de exportación en cuanto a calidad y sanidad, clasificación por tamaño, tipos comerciales, grados de selección, condiciones generales e identificación de la mercadería; y requerimientos para empaque de hortalizas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *