22 de junio de 2015 15:34 PM
Imprimir

Canadá: una enfermedad amenaza la producción de avellanas

Los agricultores de Ontario intentan satisfacer la demanda de avellanas de los canadienses mientras la industria hace frente a una escasez global, los precios altísimos y la propagación de una enfermedad que está acabando con los árboles en la Columbia Británica.

La Asociación de la Avellana de Ontario indica que los agricultores cosecharán más de 240 hectáreas del cultivo este año, frente a las 40 hectáreas el año pasado. Sin embargo, la región de Columbia Británica, que en 2012 tenía 330 hectáreas de producción de avellanas, disminuyó su cosecha en más de un 60 por ciento el año pasado y el 2015 promete ser peor aún.

 

Asimismo, Turquía que produce más de dos tercios de las avellanas del mundo, ha tenido dos años de cosechas escasas.  A esto se le suma la propagación del tizón del avellano europeo en la Columbia Británica y en Oregón,  enfermedad que mata a los avellanos en menos de una década si no se trata, causas que han provocado que los precios globales de las avellanas se tripliquen desde los primeros meses del año 2014.

 

El Gobierno de Ontario ha apoyado el desarrollo de avellanos híbridos, invirtiendo en investigación y prueba de las nuevas variedades en la Universidad de Guelph.

 

La empresa Canadian Hazelnut Inc., uno de los mayores productores de la Columbia Británica, arrancó su cultivo completo de 8.000 árboles este año a causa del tizón, según su gerente Shelley Krahn, quien afirma que la compañía está probando nuevos híbridos, pero que para que una semilla resistente al tizón se convierta en una explotación productora de avellanas, puede demorarse más de cinco años.

 

El principal productor mundial es Turquía y el número uno en exportaciones de  avellana sin cáscara. Durante los últimos diez años, Estados Unidos ha liderado el mercado de las avellanas con cáscara y Chile ha pasado a  ocupar actualmente el tercer lugar en este mismo ítem, con un 20% de crecimiento entre 2013 y 2014 llegando a los USD 35,7 millones, con Italia y Estados Unidos como principales destinos. Cabe destacar el aumento que han tenido las exportaciones de avellanas sin cáscara en las últimas dos temporadas. En 2013, Chile exportó  USD 915 mil, pasando  en 2014 a un valor de USD 1,3 millones, con un crecimiento del 41%. Los principales destinos fueron: Argentina, Brasil, Estados Unidos, Uruguay y Hong Kong (China). La superficie actual chilena se estima en 10.000 hectáreas y se está plantando a una tasa de 1.000 a 1.500 hectáreas por año, con lo que se estima que Chile puede llegar a ser un importante productor/exportador de este producto.

Fuente:

Publicidad