23 de junio de 2015 17:50 PM
Imprimir

Apagón estadístico para tapar la crisis lechera argentina: el gobierno no difunde datos del sector

El último dato sobre producción corresponde al año 2013.

El proceso de concentración en el sector lechero es un fenómeno mundial: en las principales naciones agropecuarias los tambos deben ser –año tras año– cada vez más grandes para ser viables.

 

En lo que respecta a políticas agropecuarias, existen tres maneras de encarar esa tendencia. La primera es ayudar a los más pequeños –usualmente con créditos o capacitación– a ser más grandes. La segunda es no hacer nada y dejar que las cosas decanten solas. Y la tercera es perjudicar al sector para acelerar los tiempos del fenómeno concentrador.

 

En la última década el gobierno kirchnerista hizo grandes esfuerzos para encuadrarse en la tercera categoría (el último aporte, en ese sentido, fue aplicar un “cepo exportador” durante una fase de precios internacionales récord de la leche en polvo).

 

La cuestión es que las autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (Minagri) dejaron de publicar estadísticas lecheras, las cuales, en caso de ser públicas, podrían evidenciar el impacto de las políticas oficiales sobre el sector tambero.

 

El último dato –provisorio– sobre producción lechera argentina corresponde al año 2013, cuando se indicó oficialmente una producción de 11.183 millones de litros de leche (la cifra más baja desde el año 2010).

 

Los datos más actualizados –correspondientes al régimen de pago por calidad– se muestran de manera parcial y, en algunos casos, con datos erróneos.

 

Por ejemplo: en la planilla de litros producidos por escala productiva de tambo se indica que en mayo de 2014 un 6% de las empresas producían más 6001 litros diarios y eran responsables del 30% de la oferta de leche. En mayo de 2015 tales cifras habían subido a 8% y 35% respectivamente.

 

Sin embargo, al considerar el porcentaje informado de litros producidos en mayo de 2015 por tambos pequeños (menos de 2000 litros diarios), medianos (2001-6000 litros) y grandes (más de 6001 litros), el universo total es del 114%, lo que implica que alguno de tales datos no son veraces.

 

Un aspecto crucial del sector lechero uruguayo es que cuenta con un organismo mixto que se encarga de procesar y difundir información confiable a todos los eslabones de la cadena láctea. Se trata del Instituto Nacional de la Leche (www.inale.org), el cual fue creado por ley a fines de 2007 y está integrado –en partes iguales– por representantes tanto del sector público como del ámbito privado

Fuente:

Publicidad