24 de junio de 2015 17:40 PM
Imprimir

Dudas por las patentes de la nueva soja de Monsanto

Polémica con la Sociedad Rural

Con la primera soja transgénica, la RR, Monsanto no cobró ni un peso de regalías en la Argentina debido a que nunca la patentó. Hace un par de años llegó al país la soja Intacta RR2, y la compañía quiere cobrar por sus desarrollos y asegura tener patentes adecuadas. ¿Pero las tiene realmente?

Esta pregunta comenzó a circular luego de que Monsanto lanzara una ofensiva en todos los frentes para cobrar royalties, que es resistida en algunos aspectos por las entidades rurales. Una de ellas, la Sociedad Rural, pidió precisiones al INPI (Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual) y la respuesta del organismo encargado de administrar las patentes no cerró el debate sino que lo agigantó.

Sucede que en once carillas (que también se enviaron a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia), el INPI respondió que la soja Intacta no tiene una patente por “la totalidad del evento” que respalde a Monsanto. Pero sí existen diversas patentes que cubren partes de esta innovación. Ahí se dividen las bibliotecas: mientras que Monsanto asegura contar con suficiente protección de su invención, la Rural lo pone en duda.

La soja Intacta RR2 contiene dos eventos combinados, el MON87701 (gen Cry, de resistencia a insectos) y el MO. N89788 (de tolerancia al glifosato). Según el INPI, existen en ambos casos patentes parciales que defienden los derechos de Monsanto sobre “construcciones” o “partes de esos eventos”, mientras que otras patentes se encuentran actualmente en trámite.

Fuente:

Publicidad