24 de junio de 2015 17:51 PM
Imprimir

Para Grobocopatel, Scioli puede mejorar la relación con el campo

El titular de la empresa agroindustrial rescató la gestión provincial para el agro, aunque aseguró que hoy el negocio no cierra y pidió que revisar la carga impositiva
Cuando las cartas ya están echadas respecto de quiénes serán los protagonistas de la contienda electoral, el empresario agrícola Gustavo Grobocopatel, apodado el ?rey de la soja? y líder de unos de los mayores grupos sectoriales de la Argentina, el grupo Los Grobo, consideró que el cambio de Gobierno puede mejorar la relación del sector con las autoridades nacionales, inclusive aunque el nuevo presidente sea Daniel Scioli.

Para el empresario, más allá de la mala relación entre el campo y el Gobierno, el problema del productor es que los números no cierran, y en este sentido, reclamo por una revisión de la carga tributaria.


En declaraciones al programa ?Hacete Cargo?, que se emite por Radio Belgrano, Grobocopatel apuntó que “no hay una buena relación con el Gobierno desde el conflicto con el campo”, que se desató en 2008 con las retenciones móviles como disparador, pero se mantuvo en el tiempo, hasta la actualidad. Para el empresario, “el cambio de Gobierno es una buena oportunidad para reencauzar esto y tener una relación de escucharse, entender y generar proyectos comunes”.

Respeto del candidato oficialista, que será acompañado en la fórmula por un hombre fuerte del gobierno de Cristina Kirchner, Carlos Zannini, Grobocopatel consideró que la relación también “puede cambiar” si el que gana las elecciones es Daniel Scioli. “Hay que pensar que la relación de Scioli con el campo a nivel provincial no ha sido mala y ha tenido un acercamiento a las entidades distinto al del gobierno nacional”.Respecto de la otra opción que encabeza las encuestas, Mauricio Macri, Grobocopatel respondió que le gusta estar “cerca de todos. El rol de los empresarios es participar del debate público”, dijo y agregó: “tengo amigos en distintos lugares, he participado en debates con el socialismo en Santa Fe, con la Fundación Dar de Scioli, con la Fundación Gestar de Macri, tengo amigos en la Fundación Cívica, en el GEN”.

Pese a su costado optimista a futuro, el empresario, que llevó su negocio a otros países de la región, advirtió que la ecuación del negocio agrario “hoy no cierra, no sólo por el tipo de cambio sino también por los precios internacionales, los costos internos y la presión impositiva”. Sobre este punto, indicó que el Gobierno debería “adaptar la presión impositiva a la nueva realidad”.

Fuente:

Publicidad