25 de junio de 2015 00:22 AM
Imprimir

Lifschitz eligió un foro agropecuario para tomar distancia de Fundación Libertad

Miguel Lifschitz, el gobernador electo, fue el dirigente socialista de los peso pesado que más afinidad tuvo siempre con el sector empresario. Pero la previa al arranque de su gestión viene movida en ese punto.

Ayer, en la conferencia de prensa que dio en Rosario tras confirmarlo como ganador el recuento del escrutinio definitivo, el ex intendente se mostró molesto con las entidades empresarias (Fundación Libertad, Foro Regional, Trascender y Fundación Ciudad de Rosario) que emitieron un duro comunicado sumándose al pedido opositor a que se abran las urnas y dejando dudas sobre la legitimidad de un gobierno electo por el 30% de los votos cuando el 70% no los eligió.

 

Lifschitz, ante la prensa, repitió el mismo espíritu de queja que reflejó el gobierno provincial en su respuesta a las entidades empresarias. “Si el objetivo de las entidades es contribuir al bien común, los hombres y mujeres que las dirigen deben alejarse de las miradas parciales, sospechadas de partidismo, porque el proceso electoral fue totalmente limpio y el gobierno que salió elegido es legítimo”, resaltó.

 

Entre los dirigentes que acompañaban al gobernador electo en la conferencia de prensa todos los cañones apuntaban a la Fundación Libertad como autora intelectual habida cuenta de la estrecha relación de su presidente Gerardo Bongiovanni con Mauricio Macri y del apoyo explícito que importantes empresas asociadas le dieron a la campaña de Miguel del Sel. Si bien había detectado que quién había recorrido las entidades buscando las firmas fue el Foro Regional, en el socialismo creen que esa entidad sólo fue el brazo operativo.

 

Lo cierto es que Lifschitz luego de la conferencia de prensa dio una señal muy clara. Al primer encuentro empresario al que asistió fue al Foro Latinoamericano de Commodities Agrícola que se realizó ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario organizado por tres ex Fundación Libertad que se alejaron con bastantes diferencias de la entidad y se corrieron de su discurso ultraliberal. Se trata de Salvador Di Stéfano, Gabriel Faciano y Andrea Gentile, que hoy están asociados en AgroEducación.

 

No fue casual que Lifschitz haya elegido esa tribuna. Primero en la apertura había estado el gobernador Antonio Bonfatti, quién felicitó a los organizadores por “la amplitud de actores y miradas a la hora de afrontar los desafíos de la agroindustria”. Pero además Lifschitz fue al Foro sabiendo que, además de estar organizado el evento por analistas que tomaron distancia de la Libertad, la Bolsa se había corrido de ese documento crítico y que allí había 500 empresarios de la agroindustria a quien mostrarle sus ideas. La jugada no fue sencilla, con todo, para el intendente, quien al ser recibido en el salón de eventos pudo escuchar entre los muchos aplausos algunos silbidos. Es que el clima electoral se calentó tanto y la provincia quedó tan divida –no sólo por el resultado ajustado sino por las denuncias del PRO de que hubo irregularidades- que ahora el desafío será lograr bajar el nivel de tensión.

 

Ya en el estrado, Lifschitz volvió a defender el proceso electoral, resaltó que tendrá un gobierno con fortaleza política  y en materia agropecuaria señaló que “vamos a multiplicar por tres la inversión en obra vial en el interior”, y que “la idea es generar condiciones, por ejemplo acceso a energía, en las zonas rurales para quienes quieran agregar valor al agro”. En materia nacional, señaló que “apoyaremos  los reclamos de los sectores productivos”.

Fuente:

Publicidad