18 de mayo de 2010 13:21 PM
Imprimir

El Iscamen se extiende a ocho nuevas áreas

El Iscamen tendrá desde ahora una mayor estructura, que se extiende a 8 nuevas áreas operativas. Más allá de los cambios en sí mismos, que incluyen subdivisiones de áreas preexistentes, entre lo más novedoso se destaca la creación de un programa específico para la erradicación de Lobesia Botrana, la comúnmente llamada polilla del racimo, que llegó para quedarse durante la última vendimia.

Se trata de una reestructuración del organigrama diseñado a medida de las funciones asignadas por la ley 6.333 que lo creó en 1995.

Presupuestariamente, según las cuentas del Instituto, la decisión no es onerosa: la incorporación de más profesionales (alrededor de 10 en principio, que se incrementarán en los próximos meses) y sin contar la refuncionalización de espacios, representa unos $ 30 mil más por mes. Anualizado es, momentáneamente, menos del 1% del presupuesto 2010 del Iscamen.

"Son áreas de apoyo, a las que les faltaba orden, como Higiene y Seguridad, Mantenimiento y otras necesarias como archivo y almacenes. Por otra parte, la de Calidad se desdobló en una Agencia de Calidad, para trabajar el concepto con el sector agroalimentario junto a un comité con representatividad de otros organismos como la Dirección de Ganadería y Fiscalización y Calidad Interna, con el objetivo de mejorar la prestación de servicios al sector privado desde una mejor planificación en la Bioplanta y los programas de mitigación de plagas", explicó el presidente del Iscamen, Leandro Montané.

"En definitiva, era una serie de procedimientos que no estaban registrados, convertidos ahora en un sistema que a futuro va a permitir incluso certificar la calidad de los procesos", completó.
Como parte del plan, además de su edificio sobre calle Boulogne Sur Mer de Ciudad, el Iscamen ya empezó a refuncionalizar la ex bioplanta ubicada en Km 8 de Guaymallén. Allí se piensa adaptar al laboratorio y la sección de agroquímicos, el sector de mantenimiento, depósito y archivo.

El nuevo organigrama

Entre las nuevas divisiones aparece, además de la mencionada Agencia de Calidad Agroalimentaria y el archivo de la entidad, una Secretaría Administrativa, que depende de la presidencia del Iscamen; una Asesoría Legal de la misma y el área de Temas Cuarentenarios.

Esta última, a cargo del ex-titular del organismo, Lorenzo Ferretjans, fue creada en principio para actualizar información sobre el vademécum fitosanitario de los mercados externos (exigencias sobre plagas y agroquímicos), pero ahora también trabaja en un acuerdo regional con barreras patagónicas de Neuquén y Río Negro, al que se sumó San Juan.

Además, la bioplanta para la producción de insectos destinados al control de mosca del Mediterráneo instalada en Santa Rosa tendrá entidad propia, aunque también dependerá de Montané, así como el resto de los programas de control: Carpocapsa y Grafolita, Barreras Sanitarias, Agroquímicos, Sanidad Vegetal, Semillas y Viveros. Entre estos está el debut absoluto del Programa de Control y Erradicación de Lobesia Botrana (ver aparte).

Respecto de la concentración del poder de decisión en esas áreas clave entre sus nuevas facultades, Montané argumentó que "así funcionaban de hecho pero es importante tener una comunicación directa".

Los diez nuevos puestos creados como consecuencia de la refuncionalización se reparten en cuatro sectores. Sólo Mantenimiento involucra la mitad (5); el resto lo completan el nuevo asesor legal, el sector de Higiene y Seguridad (3), antes tercerizado, y la restante área de almacén.

"Son cambios que están implementándose. Además de las incorporaciones hemos redistribuido personal que antes cumplía funciones afines en su sector, al área específica", completó el funcionario, quien además justificó la creación de una división de Gestión Contable en "una respuesta a la demanda del Tribunal de Cuentas sobre la administración contable y operativa".

La planta de personal promete seguir expandiéndose: sólo entre implementadores de calidad agroalimentaria y monitores en campo para el programa para polilla del racimo, se incorporarían antes de fin de año unos 25 profesionales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *