26 de junio de 2015 11:42 AM
Imprimir

Para Etchevehere, la denuncia por evasión, desvíos y cuentas ocultas es una “operación de prensa”

El titular de la Sociedad Rural está convencido que el Gobierno está detrás de la acusación del fiscal Gonella.

El presidente de la Sociedad Rural (SRA), Luis Miguel Etchevehere, salió al cruce de una denuncia en su contra por evasión, desvíos y cuentas ocultas en Uruguay. El hecho se conoció este jueves a partir de una acusación del fiscal Carlos Gonella.

 

El tema es que Etchevehere no escogió el método más formal para responder. Lo hizo a través de su cuenta en Twitter: “Se acerca el discurso de Palermo y, como el año pasado, empiezan los operativos de prensa”, escribió desde una asamblea en Paraná.

En rigor, las palabras de Etchevehere revelan un pensamiento netamente conspirativo en su contra. Es que el dirigente está convencido que el Gobierno está detrás de la denuncia por el tono confrontador de sus discursos en La Rural de Palermo.  

El dato es que todavía falta un mes para que comience la exposición agropecuaria y el discurso recién está previsto para los primeros días del mes de agosto en el marco de la inauguración oficial de la muestra que se realiza tradicionalmente el último sábado.

 

Lo cierto es que la denuncia de Gonella es por evasión del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y Ganancias a través de maniobras irregulares con préstamos por $ 4,5 millones. Los acusados, además de Etchevehere, son su madre, Leonor Barbero Marcial y sus dos hermanos, Juan Diego y Arturo Sebastián, quienes, al parecer, intentaron perjudicar a su propia hermana Dolores.

Según la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), “los préstamos habrían sido utilizados para la concreción de operaciones inmobiliarias que tuvieron como su objeto el vaciamiento de otras firmas del grupo”.

En tanto, la maniobra fue denunciada justamente por Dolores Etchevehere, hermana e hija de los acusados, quien se presentó en la Justicia para dar a conocer acciones “tendientes a vaciar empresas que ella integraba en carácter minoritario”.

Cabe recordar que el año pasado el presidente de la SRA fue denunciado penalmente por la explotación de peones rurales en la estancia La Hoyita, propiedad de su familia, en la localidad entrerriana de Rosario del Tala.

 

 

Guerra por Palermo

En este contexto, en las últimas semanas se reabrió la polémica por la expropiación del predio de Palermo tras conocerse que la entidad apeló el vencimiento de la medida cautelar que frenó a fines de 2012 la confiscación del lugar por parte del Gobierno.

Según pudo averiguar LPO, con dicha apelación, Etchevehere, busca ganar tiempo para evitar la expropiación del predio. Es que, de alguna manera, Etchevehere reconoce ante sus más íntimos que la batalla judicial con el Gobierno no será sencilla ni podrá darse por terminada hasta tanto continúen Cristina Kirchner y La Cámpora en el poder.

Es por esto que la estrategia consensuada con los abogados de la SRA fue en primer término conseguir una cautelar (que lograron en la Justicia) y ahora apelar el vencimiento de dicha medida para alargar la pelea al menos hasta el año que viene.

Según cuentan las fuentes consultadas, en la unilateral visión de Etchevehere, con el cambio de gobierno en diciembre próximo se terminaría el conflicto político y la Justicia finalmente fallaría a favor de la posesión del predio en manos de la SRA.

Lo concreto es que ahora Etchevehere no está dispuesto a que le ocurra lo mismo que en 2012 cuando, meses antes del decreto de expropiación, ignoró por completo las amenazas que le había hecho Guillermo Moreno unas semanas antes cuando propuso a los militantes construir viviendas sociales en el predio de Palermo.

Como sea, la SRA emitió un comunicado en el que indicó que “la entidad está a disposición de las autoridades judiciales para demostrar la legitimidad de la compra del predio”. Y enseguida apuntó contra el juez Federal en lo Civil y Comercial, Iván Garbarino: “Dilató el proceso alegando la existencia de otras cuestiones pendientes de resolución”, dispararon.

En el Gobierno, por su parte, planean seguir hasta las últimas consecuencias la pelea judicial por el predio y ya hay algunos dirigentes kirchneristas operando en la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal que tiene la tarea de revisar la medida.

“No nos vamos a ir del Gobierno sin llevarnos puestos a la Suciedad Rural”, se escuchó decir a algunos militantes de La Cámpora en un reciente encuentro partidario (en una manera un tanto despectiva de referirse a la entidad).

 

 

Internas en la SRA

A todo esto se suman las duras internas con dirigentes de la SRA y de la Mesa de Enlace que, tal como viene anticipando La Política Online, están generando serios problemas en el día a día de Etchevehere al frente de la entidad.

De hecho, en los últimos días circuló un mail proveniente de sectores opositores en el que cuentan detalles de lo que viene siendo una gestión manchada por escándalos de acomodos, malos tratos, peleas, altos honorarios y fuga de socios, entre otros puntos.

Quizás el punto que más critican sus opositores es la mala relación que fue cosechando Etchevehere no sólo con el resto de la Mesa de Enlace, sino también con otras entidades del campo como con Maizar, Argentrigo, Ciara/CEC, Casafe y ASA, entre otras.

“Desde que llegó se valió de la importancia del aspecto institucional, pero por una interna política con Federación Agraria violó la Ley fundacional del IPCVA y hasta rompió por esto mismo con CRA que siempre fueron aliados”, disparan sus opositores.

Por último, y evidenciando la ruptura de la Mesa de Enlace, este jueves la SRA, CRA y Coninagro emitieron un comunicado conjunto -sin Federación Agraria- en el que celebraron que Cristina Kirchner haya reconocido como un error la 125.

Fuente:

Publicidad