26 de junio de 2015 17:01 PM
Imprimir

Una investigadora francesa consideró que el glifosato debe ser prohibido por tratarse de “un producto cancerígeno”

La documentalista y periodista francesa Marie-Monique Robin, autora del film "El mundo según Monsanto", consideró que "lo del glifosato va a ser el mayor escándalo sanitario de toda la historia de la industria química”, y consideró que al “ser un producto cancerígeno se debe prohibir definitivamente”.

La investigadora dialogó con Télam al participar de una “Mesa redonda” en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, con la que concluyó una serie de charlas que brindó en esa provincia y en la ciudad de Rosario.

El glifosato “es un veneno mucho peor que el DDT, por ejemplo, que definitivamente se prohibió en los cultivos, entonces actúa de muchos modos causando peligro para la salud humana. Es un producto cancerígeno como lo acaba de reconocer la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, afirmó.

Además, precisó que se trata de “un perturbador endógeno, eso significa que actúa como una hormona a niveles muy bajos, como los que se encuentran en el agua”, y destacó que como en la Argentina “se fumiga tanto” ese componente está “en la lluvia, en el aire y entonces en los alimentos”.

“También es un agente antibiótico muy fuerte y destruye las buenas bacterias del suelo o de los intestinos de los organismos vivos, dejando proliferar a las malas bacterias. Por eso hay casos de intoxicación muy fuerte”, señaló.

Si bien indicó que no hay datos estadísticos sobre este tipo de intoxicación, consideró que “Argentina y Uruguay actualmente son los países donde más tóxicos se utilizan por habitante, más o menos unos cinco kilos por habitante por año, y en zonas rurales mucho más, por lo tanto es un caso de intoxicación general en todo el país, es muy seria la situación”.

“Esperemos que ahora, como se confirmó en la OMS que es un producto cancerígeno, se prohíba definitivamente el glifosato”, sentenció.

Entre sus actividades, en las que se reunió con diferentes grupos ambientalistas, el último martes declaró como testigo por su documental “Escuadrones de la Muerte, la escuela francesa”, que se basa en una investigación sobre los vínculos y colaboración entre los servicios secretos franceses con los militares de Chile y Argentina.

Fuente:

Publicidad