26 de junio de 2015 17:19 PM
Imprimir

EE.UU., por el ascensor; Argentina, por la escalera

Indicadores agrícolas. Mientras se espera el martes un informe clave del Usda, el precio de la soja mejoró en Chicago. En el Matba, la cotización también subió pero mucho menos que en la plaza de referencia.

Esta semana, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) dio a conocer su informe semanal de avance de las siembras y estado de los cultivos en el país del norte.

 

Las excesivas lluvias de las semanas previas continúan atrasando la evolución de las siembras de soja, principalmente, ya que el maíz ya se encuentra implantado en su totalidad. De acuerdo al informe ya se habría sembrado el 90 por ciento de la soja, quedando a cinco puntos porcentuales por detrás del promedio histórico. El mercado esperaba un avance al 92 por ciento, pero las condiciones climáticas continuaron demorando las tareas de siembra.

 

Las zonas más afectadas por las lluvias son los estados de Kansas y Missouri, donde recién se pudo sembrar 73 y 51 por ciento respectivamente. Missouri es el sexto productor de soja de los Estados Unidos, con un volumen de 7 millones de toneladas. En este solo estado están riesgo que no puedan sembrarse el equivalente a 3,5 millones de toneladas.

 

Si tomamos el estado de Illinois, el principal estado productor de soja, queda por sembrar nueve por ciento, equivalente a 1,5 millones de toneladas. Iowa, el segundo estado que produce soja queda por sembrar cinco por ciento, que equivale a 700 mil toneladas. En el análisis global, el 10 por ciento de superficie de soja que resta todavía por sembrar es de 11 millones de toneladas.

 

Debido a que la ventana optima de siembra se extiende hasta fines de junio como máximo, estamos a menos de una semana de esa fecha. Los analistas ven poco probable que los farmers puedan cumplir con 100 por ciento de la intención inicial de superficie de siembra. El mercado espera con mucha incertidumbre el informe de siembra final del 30 de junio, en el que el Usda efectúa los ajustes finales de superficie sembrada en función de todo tipo de variables.


La historia reciente revela que existe un cierto patrón de cambios en la superficie de siembra de soja y de maíz, entre la intención de siembra inicial a principios de marzo y la estimación final, que el Usda publica cada 30 de junio.

 

La pregunta entonces es: qué hizo el Usda en el pasado, en referencia a cambios en el estimado de superficie de siembra de marzo y el estimado final al 30 de junio. Considerando el periodo de 19 años entre 1996 y 2014, el número de años (veces) que la superficie final de siembra resultó mayor al estimado de marzo fue siete veces para maíz y de 10 veces para soja.

 

El número de veces (años) donde la superficie final de siembra resultó menor al estimado de marzo fue de 12 para maíz y nueve para soja. Finalmente el número de años (veces) que el informe de junio proyectó en forma correcta la cifra de superficie final de siembra, resulto en 13 para maíz y 16 para soja.

 

Esto demuestra que el informe Usda del 30 de junio es un informe sumamente confiable. El informe del 30 de junio será un dato clave para el mercado y marcará la tendencia de Chicago, para el corto plazo, y hasta que ingresemos en el segundo periodo crítico de los cultivos.

 

Hasta el momento, los precios de la soja en Chicago acumularon una suba de alrededor 20 dólares desde principios de junio, cerrando a 360 dólares la posición julio (contra 340 dólares al cierre del 1° junio). Las posiciones futuras largas (septiembre y noviembre), cuando ingresa la nueva cosecha estadounidense, cerraron arriba de 350 dólares, contra 331 a principios de mes. En la Argentina el precio de la soja disponible en el Matba mejoró solo un dólares: de 214 subió a 215 dólares, debido al gran volumen de oferta en el mercado físico.

 

La buena noticia es que el mercado frenó su tendencia bajista, al menos por el momento; la mala noticia es que nuestro mercado no pudo copiar toda la suba registrada en Chicago, que también impacto con el mismo nivel de subas en el FOB Golfo, referente del mercado internacional de la soja.

 

 


Ayer en Rosario

Soja. Los habituales compradores que asisten al mercado mantuvieron su oferta abierta por soja disponible y elevaron su precio de compra por la mercadería con entrega diferida. Por el grano disponible, las fábricas ofrecieron 1.950 pesos por tonelada, y 224 dólares por la entrega septiembre.

Maíz. Los precios mejoraron respecto al miércoles. La oferta fue de 870 pesos por tonelada sin descarga, y 98 dólares por tonelada, con entrega agosto.

Trigo. La exportación ofreció 1.280 pesos por tonelada con descarga en agosto, y 135 dólares con entrega enero 2016.

Girasol. La oferta fue de 1.850 pesos la tonelada.

Sorgo. El valor ofrecido fue de 1.000 pesos la tonelada, con entrega entre el 15 de julio y el 15 de agosto.
Edición Impresa

Fuente:

Publicidad