27 de junio de 2015 04:29 AM
Imprimir

El campo y los K: “Vamos a entrar en un período parecido a marzo de 2008”

CompartiremailFacebookTwitter“El trigo se sembraba porque era un negocio rentable, porque existía transparencia en su mercado, y porque había mucha diversidad de compradores, entre los exportadores y la gran cantidad de molineros que participaban”, recuerda Alejandro Ramírez. Se cosecha en diciembre y enero, genera un ingreso de dinero en un momento del año donde se debe […]

“El trigo se sembraba porque era un negocio rentable, porque existía transparencia en su mercado, y porque había mucha diversidad de compradores, entre los exportadores y la gran cantidad de molineros que participaban”, recuerda Alejandro Ramírez.

Se cosecha en diciembre y enero, genera un ingreso de dinero en un momento del año donde se debe comenzar a pagar deudas y compromisos en vísperas a la cosecha de granos gruesos. Sin embargo, desde hace varios años, el negocio de la producción de trigo dejó de serlo, trayéndole a quien lo siembra, múltiples complicaciones.

El Ejecutivo Nacional continúa cuotificando las exportaciones del cereal y de las harinas. Hace unos días el ministro de Economía anunció una nueva ampliación en los cupos para las exportaciones de trigo de 1 millón de toneladas y de 100.000 toneladas para las harinas… pero el posible saldo exportable es mucho mayor.

El ignorante profesor universitario a cargo de la Economía argentina, Axel Kicillof, destacó que ante la fuerte caída que tienen los precios de los productos primarios, “el Estado está para intervenir. Mientras caen los precios y las exportaciones, más absorbe la demanda interna. Para que todos los sectores sepan que el Estado está presente”.

Según él (¡y quiere ser diputado nacional!), “la timba (financiera) se trasladó a los productos agropecuarios. Aumentan y bajan los precios especulando. Para evitar esto está el Estado. Hay que buscar medidas que protejan a los más vulnerables”: año se sembraría un 35% menos como respuesta a tanta tontería. Pero eso tiene consecuencias negativas para todos, no sólo para los privilegiados de Cristilandia.

En tanto, el ex ministro de Agricultura hoy precandidato a gobernador bonaerense, Julián Domínguez, dijo que con esta Administración se había alcanzado por 1ra. vez los 100 millones de toneladas de producción de soja; y Cristina Fernández de Kirchner quiso contar ante un auditorio de pampeanos obnubilados una nueva versión de su fracaso con la ex resolución 125.

Por todo eso, Urgente24 Radio entrevistó a la periodista ingeniera agrónoma y ex Secretaria de Alimentación y Mercados de la Nación, Susana Merlo

Fuente:

Publicidad