21 de mayo de 2010 20:17 PM
Imprimir

La exportación a Rusia y a la UE comenzó a normalizarse

Hay poca fruta disponible. La demanda externa estuvo retrasada. Faltan "calibres".

La campaña citrícola 2010 comenzó retrasada respecto del año pasado, donde se mezclaron una demorada demanda externa, la poca disponibilidad de fruta para exportación y un conflicto salarial que se prolongó más de lo deseado. Los problemas ya quedaron atrás, y la actividad, en quintas y empaques, está en franco aumento.

"Estamos trabajando y normalizando los envíos a Europa. Trabajamos con tranquilidad, pero sin pausa. Estamos procesando la materia prima disponible, de acuerdo a las posibilidad de contar con la fruta fresca adecuada", resumió para LA GACETA Rural el presidente de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), Roberto Sánchez Loria.

"Sabíamos que tendríamos un inicio lento. Todo está normalizándose. Esperamos que la fruta tome más tamaño", agregó.

¿Cómo marchan las tratativas con los EEUU por el ingreso del limón tucumano?, consultó nuestro diario. "No hubo ninguna novedad después que nos reunimos con el Gobierno y continuó el diálogo con las autoridades estadounidenses", resumió sobre la situación.

Enviando fruta
En tanto, el gerente de la ATC, Bartolomé del Bono, brindó otros detalles respecto de la marcha de la cosecha limonera 2010.

"Recién después de Semana Santa arrancaron los trabajos en los empaques, porque la falta o la demora en la aparición de la demanda de nuestros clientes de Rusia y la Unión Europea retrasó el inicio de la campaña. Por supuesto que los embarques también están demorados", acotó.

Según el informe de Federcitrus (Federación Argentina del Citrus), al 17 de mayo pasado se habían exportado 27.800 pallets, que respecto de los 36.000 enviados en 2009, en igual fecha, "significa que tenemos un retraso de entre un 22% y un 23%", detalló.

"Ahora la exportación mejoró sensiblemente; estamos enviando la fruta a los países y bloques tradicionales, como son Rusia y la Unión Europea, Ucrania, los países de la zona de Los Balcanes, más Canadá y el Sudeste Asiático", mencionó Del Bono.

Clima y paros
El directivo de la ATC reconoció que los problemas climáticos de 2009 condicionaron el desarrollo de la campaña 2010, ya que a la sequía se sumaron las heladas de fines de julio pasado, las altas temperaturas primaverales y la baja humedad relativa que hubo en ese período.

"Por eso tuvimos poca fruta en el verano, y si sumamos los factores propios de este año, todo eso se conjugó para que en esta campaña dispongamos de una menor cantidad de fruta", puntualizó.

Los paros por demandas salariales también complicaron el inicio de la cosecha limonera 2010.

"Las negociaciones estuvieron teñidas con medidas de fuerza, más fuertes que la de los últimos años. Por eso, la negociación se prolongó más que otras veces, ya que tuvimos varios días con cortes de rutas y taponamiento al ingreso y salida de los empaques", dijo.

"El conflicto quedó superado, y el acuerdo homologado, asi que la campaña se está desarrollando en orden", terminó destacando.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *