29 de junio de 2015 11:44 AM
Imprimir

El proyecto de apicultura no tuvo resultados

CHACO : El proyecto de apicultura, producción de miel, que inició un grupo de productores de la ciudad de Bermejo, con el apoyo de la Fundación Chaco, no arrojó los resultados esperados. Los miembros de ese sector creen que la razón es que la Subgobernación ejecutó el programa de manera directa y sin la previa coordinación con los dirigentes de la Asociación de Apicultores.

Robert Quiroga, productor de miel,  explicó que la Asociación y un equipo multidisciplinario, integrado por agrónomos y entendidos en la apicultura, elaboraron un proyecto para brindar apoyo integral a 260 productores de nueve comunidades. Dicha iniciativa fue presentada a la Gobernación del departamento que aprobó un financiamiento de 10 millones de bolivianos. Sin embargo, la Subgobernación decidió ejecutar el proyecto de forma directa, sin la intervención de la Asociación.
“Pasaron cuatro años y los resultados no son los esperados”, dijo Camacho a tiempo de explicar que por ejemplo en la comunidad de Arrozales sólo se entregaron dos colmenas por beneficiario, cuando el proyecto indicaba que se debía dar 15 colmenas por apicultor. También se contemplaba indumentaria de trabajo, capacitación, procesado y comercialización de la miel.
“No sabemos cómo se está ejecutando el proyecto, qué es lo que pasa. La  capacitación es deficiente, la gestión pasada los técnicos estuvieron en mi comunidad sólo dos veces. La idea del proyecto era fortalecer a la Asociación, hacer que la gente en Bermejo viva de la apicultura, es un rubro interesante, un productor con 30 a 40 colmenas puede vivir tranquilamente sin necesidad de trabajar o dedicarse a otra cosa”, aseguró el productor, a tiempo de recalcar que las autoridades en su momento deberán dar una explicación.

 

Facilidades
Quiroga explicó que dedicarse a la apicultura en Bermejo da buenos resultados, ya que el clima facilita a la crianza de las abejas. “Esta zona es hermosa, el invierno es cortito, exagerando dura un mes, y mientras se cuiden bien los panales los resultados son positivos”, dijo el productor quien considera que también depende mucho la capacitación que recibe el apicultor.
Aseguró que al año saca entre 40 y 45 kilos de miel, por colmena, y hasta dos o tres cosechas. En lo económico, asegura que es rentable, porque el kilo del ese dulce producto se puede vender hasta en 40 bolivianos.
“Súmelo, 40 kilos por colmena al año y de una sola colmena se obtiene 1.600 bolivianos, si cada productor tiene 30 colmenas estamos hablando de 48.000 bolivianos, con un trabajo livianos.  Cada 15 días se debe revisar la colmena, simplemente se debe tener conocimiento, estar capacitado  en las técnicas y manejo sostenible de la colmena para obtener miel de calidad. Claro que también es necesario estar fortalecidos como Asociación, para apalancar recursos y proyectos de las autoridades”, indicó

Fuente:

Publicidad