29 de junio de 2015 12:11 PM
Imprimir

Importantes volúmenes de soja se vendieron esta semana

URUGUAY : El alza del precio potenció la demanda en el mercado local.

Durante la semana que concluyó se vendió una enorme cantidad de soja a precios que se ubicaron entre US$ 340 y US$ 350 por tonelada para los acopios, en tanto por la soja que estaba en bolsones en las chacras y se envió directamente al puerto el precio obtenido fue aún mayor; el costo de almacenamiento de una tonelada de soja en el acopio es de alrededor de alrededor de US$ 10 y ya está incluido en el precio que la planta le pasa al productor.

Lo que motivó a que se concretaran los negocios fue la suba del precio de la oleaginosa en el mercado de Chicago, donde tocó los US$ 370 por tonelada. El exportador Ignacio Foderé, director de Fadisol, confirmó a El Observador que en la última semana se fijó precio a 15% o 20% del total de la soja de la última cosecha, unas 600 mil toneladas. Señaló que hasta hace unos días se había vendido en el entorno de 60% del total de la cosecha y ahora posiblemente el volumen comercializado llegue a 80% del total.

Foderé estimó que el precio promedio de la zafra se ubicará en el entorno de US$ 335 o US$ 340 y que el viernes 26 de junio se ofrecían US$ 350 por tonelada.

La suba acompañó la referencia de los precios de los futuros en el mercado de Chicago, que treparon luego de las abundantes lluvias ocurridas en Estados Unidos, justo en el momento que tendrían que realizarse las tareas de siembra de los cultivos de verano.

Hasta el domingo pasado faltaba sembrarse 17% del área proyectada por Estados Unidos y desde ese momento no se pudo avanzar. También se estima que habrá problemas en la resiembra. Además, los pronósticos indican que seguirán las lluvias.

 

Las miradas están atentas al informe trimestral del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos, por su sigla en inglés) que se publicará el próximo martes, donde se observarán los stocks de granos hasta el 1° de junio. La información se obtiene de la sumatoria de las cifras de las declaraciones juradas de fábricas, exportadores, acopiadores y productores.

La misma encuesta indicará el área total de siembra de cultivos de verano. El informe mensual de marzo indicaba una expectativa de crecimiento del área de soja de 500 mil hectáreas y un leve aumento del área de maíz respecto al informe de marzo.

En caso que el informe del USDA indique que el stock es superior al que estima el mercado, la tendencia de precios será bajista; lo mismo ocurriría si se indica que el área de siembra es mayor al estimado. De lo contrario, eso podría confirmar la suba de precios.

 

 

El empresario señaló que también hay que tener en cuenta que China dejó de comprar luego de estas subas que se registraron en el mercado de Chicago. La explicación de la suba de precios es que muchos operadores vendieron soja y tienen que cumplir sus compromisos porque ya tienen el contrato firmado. “Pero no hay exportaciones genuinas, porque a China le está resultando cara la soja a estos precios, a la molienda ya no le están cerrando los números en el crushing. También se comenta que China ya habría completado la compra de soja programado para este año que se cierra en agosto”, comentó.

La alternativa para colocar el volumen que queda disponible sería que se produjera un ajuste en el precio de Chicago a la baja o un ajuste en los diferenciales de los precios locales respecto a Chicago. “El importador chino no paga el precio de Chicago, sino que se toma ese precio como referencia y se le aplica un diferencial, que a veces es mayor y a veces menor”, explicó.

Con la baja de los precios de los granos respecto a zafra anteriores, los productores están más proclives a utilizar herramientas de cobertura de precios como los futuros y opciones, que le dan la posibilidad de cubrirse ante una baja de precios.

En estos días el puerto de Nueva Palmira está con escasa operativa y eso indica que ya se cumplieron las exportaciones correspondientes a los contratos firmados. Se estima que hasta el momento se exportaron en el entorno de 2 millones de toneladas de soja.

 

 

El trigo sigue sin tener demanda

Las exportaciones de trigo de Uruguay están paralizadas, principalmente por la baja calidad del producto que fue afectado por la abundancia de lluvias en las últimas campañas. El único cliente que puede pagar los precios del trigo uruguayo es Brasil y su demanda está frenada porque tiene stock y porque el tipo de cambio le encareció las compras en dólares, explicó Ignacio Foderé, de Fadisol. Además, está poniendo restricciones sanitarias. En los últimos meses compró volúmenes chicos a Estados Unidos, donde la calidad es muy superior a la del trigo uruguayo.

Fuente:

Publicidad