30 de junio de 2015 12:27 PM
Imprimir

EE.UU permite ingreso parcial de carne argentina y brasilera

El departamento de Agricultura de ese país anunció la flexibilización de las restricciones a la importación de carne fresca vacuna. Para exportar aplicarán fuertes controles de "seguridad alimentaria".
El departamento de Estados Unidos de Agricultura anunció anoche la flexibilización de sus restricciones a la importación de carne fresca vacuna de regiones de Argentina y Brasil, en el inicio del proceso para tener acceso total al mercado del país del norte.
 
 
A través de un documento oficial, el organismo informó la “enmienda a su regulación para permitir la importación de carne fresca de dos regiones de Sudamérica, bajo condiciones específicas para mitigar el riesgo de fiebre aftosa”.
 
 
Los cambios en la regulación actual, explicó la entidad, es “el primer paso en el proceso para que estas regiones tengan acceso al mercado estadounidense de carne”.
 
 
Para Argentina, se permitirá la importación de carne proveniente de la región al norte del paralelo 42 hasta la provincia de Mendoza (centro).
 
 
 
En lo que respecta al mercado exportador brasileño, los estados de Bahia, el Distrito Federal, Espirito Santo, Goiás, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais, Paraná, Rio Grande do Sul, Rio de Janeiro, Rondonia, Sao Paulo, Sergipe y Tocantins, podrán enviar carne a Estados Unidos.
 
 
“La carne fresca vacuna de estas dos regiones deberá seguir las mismas condiciones impuestas a la carne fresca vacuna y ovina de Uruguay, de donde se ha estado importando con toda seguridad por muchos años”, comunicó el Departamento.
 
 
Para poder enviar carne, “Brasil y Argentina deberán obedecer estándares de seguridad alimentaria”, y las regiones beneficiadas deberán recibir auditorías de sus sistemas de control de seguridad.
 
 
En Brasil, el ministerio de Agricultura saludó la negociación y apuntó que la apertura del mercado estadounidense permitirá a los productores brasileños expandir el comercio a otros países, como
Arabia Saudí, Japón y China.
 
 
La ministra brasileña de Agricultura, Kátia Abreu, ya tiene en agenda esta semana una visita de trabajo a Japón, donde los negociadores brasileños esperan también levantar las restricciones a la carne vacuna procesada y en natura.
 
 
Abreu mantuvo este lunes reuniones en Washington, donde forma parte de la delegación que acompaña a la presidente Dilma Rousseff en una visita oficial que incluye reuniones con el presidente Barack Obama el martes.
 
 
Casi simultáneamente, la gigante brasileña del sector de alimentos Marfrig señaló en una nota oficial que la decisión anunciada este lunes en Washington y la apertura del mercado chino constituyen “un importante avance para el sector” en Brasil.
 
 
Marfrig destacó que la decisión de este lunes “cierra una larga restricción” estadounidense a la carne vacuna brasileña
Fuente:

Publicidad