30 de junio de 2015 03:58 AM
Imprimir

Con las vaquillonas al hotel

La cooperativa AUT recibirá animales de sus socios con el objetivo de apoyarlos ante las complicaciones que generó el clima. También apuntan a recuperar los niveles de producción.

Como manera de asistir a asociados afectados por las inundaciones de verano y otoño, la Asociación Unión Tamberos (AUT) puso en funcionamiento una hotelería de vaquillonas que les permita aliviar la carga animal en sus campos.

La propuesta consiste en recibir terneras a fin de criarlas en el predio que la Cooperativa posee en la localidad de Colonia Nueva. Javier Cuello, gerente de AUT, explicó que tomarán terneras a partir de los 170 kg y el asociado “deberá retirarlas a partir del 7º mes de gestación”.

El trabajo consistirá en dar servicio de inseminación con toros probados con facilidad de parto y, en caso de vaquillonas repetidoras prevén dar como máximo 3 servicios. “A partir de ese momento se da aviso al productor para que la retire”, explicó el directivo. “La idea -agregó- es no demorarnos porque cuanto más rápido sacamos la vaca del sistema es mejor para el productor para no generarle un perjuicio económico”.

El proyecto presenta varios beneficios para el asociado, en primer lugar desde AUT se busca que la vaquillona llegue al primer parto entre los 24 y 26 meses. En segundo lugar, la lactancia de vaquillonas bien criadas es mayor, permitiéndole al productor crecer en producción. Una tercera ventaja para el asociado es la liberación de superficie dentro del campo lo que le permite tener mayor cantidad de vacas en ordeño o destinar esa área a otros fines.

Para instalar esta hotelería la Cooperativa ha aprovechado la estructura que posee en el predio de 22 has de Colonia Nueva, donde funciona la planta de alimentos balanceados que cuenta con un fácil acceso desde la ruta 70. De esta manera la inversión se limitó a la compra de una manga y una balanza, así como la instalación de corrales. Asimismo, se ha dado el puntapié inicial adquiriendo unas 200 cabezas, esperando completar el sistema con otras 400 que aporten los asociados.

Para abonar este servicio, el productor dispone de diferentes alternativas de pago que pueden ser: todo en pesos, o parte en dinero y especies. Por ejemplo, si el asociado tiene terneras demás y las quiere entregar como parte de pago o si tiene machos y los quiere entregar, podrá hacerlo.

“Nuestra propuesta es darle la opción al asociado de ir abonando por mes tomando como referencia el valor del kilo de novillo, ya que es conocido y publicado en diversos medios, información de fácil acceso”, manifiesta el gerente de la Cooperativa.

Fuente:

Publicidad