2 de junio de 2010 07:36 AM
Imprimir

Fruticultura: impulsan nueva línea de crédito para riego

Un legislador busca que los productores quemen cubiertas para proteger sus producciones de las heladas

El legislador rionegrino Fabián Gatti está impulsando un proyecto de ley con el objetivo de que se implemente un programa de lucha contra las heladas que requerirá un sistema de créditos a los fruticultores rionegrinos para dotarlos de equipos de riego por aspersión. De aprobarse su propuesta, el gobierno provincial “deberá programar acciones para facilitar el acceso al crédito con planes de negocios sustentables, y proponer mecanismos de compra de conjunto, garantías especiales y toda otra iniciativa tendiente a abaratar el costo de este método de protección”. La propuesta busca que el Poder Ejecutivo, a cargo de Miguel Saiz, promueva “el desarrollo de nuevas tecnologías no contaminantes” y, en este sentido, “inicie gestiones ante las autoridades nacionales para lograr una reducción en los precios de combustibles menos contaminantes”, para ser destinados a la protección de la producción. Gatti, que se desempeña como presidente del bloque Renovación y Desarrollo Social en la Legislatura rionegrina, propone la creación del Comité Provincial permanente de lucha contra la helada para realizar las acciones específicas, evaluar y autorizar los métodos anti-helada que se utilicen y realizar el seguimiento de los proyectos que se desarrollen en este marco. El legislador de Redes insiste en prohibir la utilización de cubiertas y aceite quemado como elemento combustible para la protección contra heladas y establece un período de plazo de cinco años para la reconversión. Pasado ese tiempo, propone Gatti, “regirá la obligatoriedad de que todos los métodos que se utilicen para la protección contra heladas deban estar expresamente autorizados por una autoridad de control”. El autor recordó en su proyecto que “hace muchos años que aparece en los valles irrigados de Río Negro una controversia entre los productores que apelan a distintos métodos para defender sus cosechas de las heladas y la comunidad que recibe los efectos nocivos por la contaminación que se produce”. “Está probado que la quema, de cubiertas y combustibles, produce sustancias cancerígenas además de no cumplir con el objetivo buscado”, dijo. “El Estado debe intervenir para concurrir en ayuda del productor, generando condiciones para que incorpore métodos no contaminantes”, destacó el legislador, “el Inta nos brinda un dato que estremece: en los valles irrigados en una helada de 10 horas, se consumen la friolera de 54 millones de litros de combustible, es decir, se gastan cerca $ 55 millones en una helada”. Respecto de los costos del riego por aspersión, Gatti evalúa que “oscila entre los 2.500 y 2.800 dólares por hectárea, y podría redondearse en 3.000 dólares con pozos, motores”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *