7 de julio de 2015 13:00 PM
Imprimir

Un paro por diez días en el Senasa paraliza exportaciones agropecuarias

La huelga es hasta el último minuto del miércoles 15. El gremio ATE rechazó nueva conciliación. Afecta ventas externas, controles y traslados de hacienda y alimentos

Las exportaciones agropecuarias, desde los granos y oleaginosas y derivados, pasando por la carne y subproductos bovinos, hasta las frutas, como la pera y la manzana que ahora podrían ser embarcadas tras el levantamiento de la veda de Brasil, se vieron ayer complicadas y lo estarán al menos hasta el próximo jueves 16 por un paro de 10 días lanzado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).


La medida de fuerza arrancó ayer y no solo afecta a los embarques al exterior, sino los traslados interjurisdiccionales de productores agropecuarios y de alimentos, dado que el organismo es el encargado de velar por la inocuidad de los alimentos transportados por todo el país.


Entre las actividades que se ven afectadas por la huelga aparecen los movimientos de hacienda ?tanto de campo a ferias de remate, como de mercados concentradores a las plantas frigoríficas?; la faena en frigoríficos; el control fitosanitario en las distintas regiones; los puestos de control ruteros, así como en los aeropuertos.


El paro del Senasa se suma al plan de lucha anunciado por los trabajadores de Aduanas, que sumará problemas al comercio exterior entre este viernes y el domingo 12, y entre el jueves 16 y el domingo 19, en demanda a que se extienda el incremento salarial de 27,8% dispuesto en mayo por el Gobierno para el personal del UPCN.


Desde ATE-Senasa responsabilizaron directamente a las autoridades del ente estatal, presidido por Diana Guillén, por la extensa huelga, al explicar que ninguno de los reclamos planteados por los trabajadores fue atendido, ni siquiera cuando se encontraba vigente la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo en mayo último, cuando el sindicato había lanzado un paro por 96 horas.


ATE-Senasa, además, rechazó el intento del “Ministerio de Trabajo por volver a imponer conciliación obligatoria, cuando todos los plazos vencieron. Es improcedente, no es válida porque se dicta otra vez por el mismo conflicto”, sostuvieron desde el gremio al ratificar la huelga hasta el último minuto del miércoles 15.


Además de reclamar por incremento salarial del 40%; ATE-Senasa exige equiparación salarial de los agentes del Senasa con los que cumplen tareas similares otros organismos (como Aduana, AFIP, Migraciones, INTA); pase a planta permanente de los contratados; reconocimiento de adicional por zona desfavorable; pago de adicional por función a los trabajadores contratados bajo el Artículo 9 e instrumentación de una franja horaria para los barreristas.


Los primeros que expresaron públicamente su preocupación por la extensa huelga fueron los productores frutícolas del valle rionegrino, que tras tres meses de prohibición de exportar peras y manzanas a Brasil, se aprestaban esta semana a comenzar a normalizar los envíos que, en parte, permitan revertir la fuerte crisis que atraviesa esa economía regional.


La Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) enfatizó: “esta virtual paralización de las exportaciones no hace otra cosa que agravar aun el sombrío panorama actual del sector productor y exportador de manzanas y peras, en un año donde la caída de las exportaciones supera las 120.000 toneladas”. Y avisaron que “cada día que pasa se pierden 1.500 toneladas sin exportarse, que luego no se recuperan”.

Fuente:

Publicidad