7 de julio de 2015 21:20 PM
Imprimir

Mario Pablo Silva: “Tenemos un potencial mucho más grande que el de Argentina”

“Argentina tiene una sola ventaja sobre Chile que es la imagen país”. Categórico es Mario Pablo Silva, presidente de Vinos de Chile y director de la bodega que lleva su apellido, sobre la rivalidad en materia vitivinícola entre ambos países, principales exportadores de vinos finos del nuevo mundo.

¿Cómo se está insertando Chile en el mercado mundial respecto a sus competidores cercanos, como Argentina?

Increíblemente, cuando uno habla afuera… Argentina es Argentina y sobre Chile dicen: ¿dónde está? Ahora, en términos de potencial vitivinícola, nosotros somos el doble de la industria que Argentina, mucho más diversos, producimos muchas más cepas y vinos de alta calidad. Tenemos un potencial mucho más grande que el de Argentina. Yo veo a Chile claramente con mejores perspectivas hacia el futuro que Argentina, que lamentablemente está muy orientado al Malbec, que la producen muy bien, pero es una sola cepa. En Chile tenemos el Carmenere, que sólo se produce aquí, pero que es una cepa que no se va a ‘chacrear’ porque tenemos el cabernet sauvignon que se da muy bien. Hay otras cepas que en Chile se producen espectaculares, como el Sauvignon Blanc, Chardonnay, Merlot, Sirah costero y cepas como el Carignan en la Región del Maule, que también producen vinos distintos. Van a ser pequeños lunares que le dan esa diversidad a Chile que necesita para posicionarse, y que le da mucha más posibilidades a futuro que Argentina. 

 

 

¿Cómo ve a la industria local?, ¿sigue siendo rentable? 

La industria del vino, en la medida de que como país nos dediquemos a producir y vender vinos que podamos vender más caros, va a ser una industria rentable en el largo plazo. Sin embargo, hay un tema que es clave para el futuro: para poder lograr que los vinos chilenos se vendan a mejor precio afuera es necesario invertir y hacer una estrategia de marketing y de promoción de Chile a nivel país. 

 

 

¿Hay recursos para promocionar esa imagen? 

Los dos millones y medio a tres millones de dólares que se le otorgan a la industria del vino al año de parte del Gobierno para realizar la promoción son absolutamente insuficientes; son un tercio más bajos de lo que países vecinos invierten en eso. Acá, el vino claramente es el producto imagen país, porque hay otros muy importantes pero que no están sobre la mesa de los consumidores ¿Cuál es la industria que tiene la posibilidad de llegar con una etiqueta a la mesa de cerca de 2 mil millones de consumidores? El vino, y el vino dice Chile. Entonces, el Gobierno tiene que convencerse de una vez por todas de eso y trabajar en un plan de imagen país consolidado, donde nosotros queremos que el vino sea la cara de Chile y donde estén dispuestos a invertir mucho más recursos. Hoy día tenemos algo que es único y que si no lo aprovechamos nos vamos a perder la oportunidad de la vida. Chile es campo, pureza, naturalidad, rincones maravillosos, el fin del mundo, algo que es único, donde a todo el mundo le gustaría estar y esa imagen no la estamos aprovechando. Y el vino tiene la oportunidad de estar linkeado a todo eso. 

 

 

¿Qué están haciendo como gremio para promocionar esta imagen?

Como industria estamos haciendo un plan al año 2025 que va a focalizarse mucho en estos aspectos. Pero obviamente nosotros queremos que el Gobierno sea capaz de invertir mucho más en hacer toda la campaña de imagen país (…). Vinos de Chile está promoviendo el vino para que todos podamos vender más; si nosotros podemos vender más vinos todos se van a ver beneficiados en la cadena. 

 

También hay un tema de información. Estamos haciendo una ronda con diferentes actores de la industria para poder comunicarles la visión que creemos nosotros que hay que tener hacia el futuro. En definitiva, que todos tengan información y la cadena pueda hacerse más sustentable.

Fuente:

Publicidad