10 de julio de 2015 05:45 AM
Imprimir

Sacarle jugo a la relación

El ministro de Agricultura recibió al embajador de Estados Unidos para analizar la relación bilateral en materia agropecuaria. Se analizó la reapertura de las exportaciones de carne a ese país y le pidió terminar con las barreras al limón.

El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, mantuvo ayer una reunión con el embajador norteamericano, Noah Mamet, a quien le solicitó acelerar los procedimientos para la reapertura del mercado de limones, que también se encuentra cerrado desde hace 14 años. El encuentro ocurrió a pocos días de que Estados Unidos decidiera abrir su frontera para el ingreso de carne argentina. Según las autoridades locales, no existe ninguna restricción sanitaria que impida la exportación de limones hacia ese país. La producción local de este cítrico está calculada en 1,5 millón de toneladas. Aproximadamente el 60 por ciento de las exportaciones de este producto se dirige a la Unión Europea.

“Repasamos todos los temas de la relación agropecuaria bilateral. La reciente apertura de carnes, el comercio de limones y nuestra intención de regular el mercado de semillas estuvieron en la agenda. También la posibilidad de aumentar el comercio de frutas y verduras en contraestación”, sostuvo Gabriel Delgado, viceministro de Agricultura.

El principal producto del complejo citrícola es el limón, que representa casi el 50 por ciento de la producción total. La principal provincia productora es Tucumán, que concentra el 85 por ciento de la cosecha. Esta jurisdicción integra la barrera fitosanitaria del NOA, constituyendo una zona libre de cancrosis, una enfermedad endémica causada por una bacteria que afecta a los cítricos. A su vez, la producción goza de un certificado de origen que facilita su colocación en mercados con elevadas exigencias de calidad y sanidad. Por estos estándares sanitarios, desde Agricultura argumentan que no hay motivos para que Estados Unidos mantenga cerrada su frontera.

“Continuaremos trabajando de manera conjunta para encontrar nuevas áreas de cooperación y colaboración y así incrementar el comercio entre ambos países. Recientemente tuvimos el acuerdo de la nueva regulación que habilita a la Argentina a volver a exportar carne, lo que permite seguir profundizando la cooperación bilateral”, argumentó Mamet, quien estuvo acompañado por el agregado agrícola de ese país, Caleb O’Kray.

El consumo interno del limón es de casi 1,2 kilo por año por habitante. El principal centro de consumo es Buenos Aires, que concentra el 50 por ciento de la fruta. “Coincidimos ampliamente con el embajador en la importancia de seguir trabajando en temas de interés para ambos países”, agregó Casamiquela.

El otro tema que formó parte de la reunión fue la reciente autorización para exportar carne argentina hacia Estados Unidos, también vedada desde hace 14 años. En 2001, el gobierno de la Alianza desconoció la presencia de aftosa en el país, lo cual trajo una serie de inconvenientes que finalmente desencadenaron en la suspensión del comercio de carne a Estados Unidos. En 2007, la Organización Mundial de Salud Animal reconoció a la Argentina como libre de aftosa. Sin embargo, Estados Unidos no cambió su visión sobre el estatus sanitario. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner argumentó que el cierre fronterizo de Estados Unidos era una “barrera paraancelaria”, caso similar al aplicado en el comercio de limones.

“Las relaciones bilaterales con Estados Unidos son estratégicas porque no se trata solamente de ese país, sino de todos los que están asociados comercialmente a él. Es un gran paso en las aspiraciones argentinas con respecto al mercado de carnes”, explicó Javier Rodríguez, secretario de Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria.

Los productores locales perdieron aproximadamente 1600 millones de dólares producto del cierre fronterizo para exportar carne. Con esta reapertura, se espera vender hacia ese país entre 20.000 y 25.000 toneladas, que era el promedio exportado en 2001 y otro tanto a los mercados de Canadá y México, que también se reabren.

Fuente:

Publicidad