5 de junio de 2010 07:34 AM
Imprimir

Citricultura  –  El Senasa sugiere preservar los mercados

El vicepresidente del organismo confirmó que se hará una investigación con EEUU para sacar las dudas respecto de una enfermedad. En los próximos 15 días, el servicio sanitario nacional elevará la propuesta a su par de EEUU. Aportes del INTA y de la Experimental.

Dar pasos seguros para la reapertura al mercado estadounidense, pero sin poner en riesgo los negocios con otros países donde se comercializa la producción argentina. Con esa premisa, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) impulsará un trabajo de investigación en las zonas citrícolas del país, particularmente en Tucumán con el limón a partir de las nuevas exigencias de Estados Unidos con el fin de reabrir su mercado. Lo afirmó ayer a LA GACETA el vicepresidente del organismo, Carlos Alberto Paz, quien, junto con el subsecretario de Agricultura de la Nación, Oscar Solís, encabezaron al reunión con productores, funcionarios e investigadores tucumanos, en el marco del VI Congreso Argentino de Citricultura, que finaliza hoy en el Hotel Catalinas Park.

EEUU había deslizado la posibilidad de una reapertura de su mercado para los limones tucumanos durante la última visita del gobernador José Alperovich a Washington. Luego surgió la voz de alerta de ese país respecto de la necesidad de que la Argentina certifique que la producción citrícola está libre de Clorosis Variegada de los Citrus (CVC), una enfermedad causada por la bacteria Xylella fastidiosa y afecta principalmente a las naranjas.

"A esa plaga no la consideramos cuarentenaria, pero hemos acordado con los productores del NOA hacer una investigación conjunta entre la Argentina y EEUU con el fin de determinar si realmente se transmite o no por semillas como ellos dicen", puntualizó el vice del Senasa.

Paz dijo que esa investigación será coordinada por el Senasa y por el INTA, pero que también participará la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc). En los próximos 15 días, la autoridad sanitaria argentina se reunirá con sus pares del Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas de EEUU (Aphis, por su sigla en inglés), con el fin de acercarle la propuesta de trabajo. Paz, asimismo, remarcó que la intención oficial no es sólo indagar sobre la eventual existencia de plagas en el limón, sino también sumar a otros cultivos existentes en la zona, como por ejemplo, las naranjas, mandarinas y pomelos. Según el número dos del Senasa, aceptar el protocolo elevado por el Aphis respecto de una serie de análisis de laboratorio para los cultivos sería muy traumático para la actividad. Por eso se decidió avanzar respecto de la eventual transmisibilidad de la enfermedad. "Si aceptábamos aquella demanda, hubiéramos dejado abierta la posibilidad que la Unión Europea (UE), uno de los principales destinos de la fruta argentina, ponga las mismas exigencias. No hay que poner en riesgo los mercados abiertos, pero tampoco romper las negociaciones con EEUU", afirmó. Paralelamente a las reuniones técnicas entre organismos fitosanitarios, Paz recalcó que los productores deben seguir negociando acuerdos comerciales. "Esto acortará los tiempos para la reapertura de ese mercado", dijo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *