11 de julio de 2015 12:48 PM
Imprimir

El nuevo envase para asado en bolsa de Sealed Air reduce la manipulación del pollo crudo por parte del consumidor

En respuesta a la creciente alarma europea respecto a la seguridad alimentaria, Sealed Air ha concebido una avanzada solución de envases para el mercado de la volatería que evita el contacto directo de los consumidores con la carne hasta que esta esté completamente cocinada y lista para ser consumida. Cryovac Sealappeal OSF AW es un […]

En respuesta a la creciente alarma europea respecto a la seguridad alimentaria, Sealed Air ha concebido una avanzada solución de envases para el mercado de la volatería que evita el contacto directo de los consumidores con la carne hasta que esta esté completamente cocinada y lista para ser consumida.

Cryovac Sealappeal OSF AW es un envase innovador, hermético e impermeable diseñado para pasar directamente del lineal al horno del consumidor, disminuyendo la necesidad de manipular el pollo crudo. Este envase también protege la volatería de insectos potencialmente peligrosos durante el trayecto entre la planta de procesado y el hogar del consumidor. Además de contener un alto nivel de oxígeno, lo que puede eliminar rápidamente el Campylobacter, este nuevo envase en atmósfera modificada (MAP) incluye un diseño único de autoventilación, con lo que no se requiere perforar la bolsa antes de asar el producto, reduciendo así el riesgo de contaminación cruzada en la cocina.

 

Este envase de tecnología de vanguardia de Sealed Air surge ante la creciente preocupación sobre el predominio del Campylobacter en los lineales de los supermercados europeos. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades advirtió este año de que ciertas cepas de la Campylobacter han desarrollado resistencia a antibióticos. En Gran Bretaña, un reciente estudio de ventas de la Agencia de Normas Alimentarias concluyó que la proporción de pollos asados altamente contaminados aumentó hasta un porcentaje de casi el 18,9%. Sólo el hecho de coger un pollo del lineal para consultar el precio puede ser arriesgado teniendo en cuenta la proporción de envases contaminados en el exterior, que aumenta de un 6% a un 6,8%.

A medida que crece la necesidad de reforzar la seguridad en la industria de procesado de alimentos y la gran distribución, las innovaciones en los envases como Cryovac Sealappeal OSF AW pueden desempeñar un papel importante a la hora de proteger a los consumidores de bacterias dañinas. Gracias a su hermético cierre, este envase MAP fabricado con un film PET coextruido evita las fugas, lo cual se traduce en una reducción del riesgo de contaminación externa de envases por posibles fugas, también en los lineales de los supermercados.

“En la primavera del 2014, Sealed Air comenzó a colaborar con los principales retailers europeos para buscar posibles soluciones a esta creciente amenaza, y el producto ya está teniendo un impacto positivo en la seguridad alimentaria”, afirmó Pascal Porhel, director de Marketing de Sealed Air. “Los consumidores también se muestran interesados en este nuevo envase. En Francia, un estudio subrayó que un 73% de los encuestados encuentra atractivos los envases de aves y un 65% probablemente lo vaya a comprar. Estos envases están ahora en los lineales de los principales supermercados, trayendo consigo un crecimiento de dos cifras para aquellos que han aplicado esta solución”.

Tanto los grandes distribuidores como los consumidores están centrados en productos de mayor conveniencia para la volatería. Este concepto de envasado Cryovac pretende dar una respuesta a esta creciente demanda ofreciendo una opción de asado en bolsa que reduce el tiempo de preparación y elimina el tiempo de limpieza del horno, a la vez que maximiza el sabor y la jugosidad de la carne. Apto para aves enteras, pechugas de pollo o pavo, así como porciones, el envase puede usarse tanto para productos condimentados como no condimentados, creando así un valor añadido para satisfacer los gustos y las necesidades de los diferentes consumidores.

Cryovac Sealappeal OSF AW alarga la caducidad de la volatería fresca hasta 12 a 15 días, ayudando tanto a los grandes distribuidores como a los consumidores a reducir potencialmente los desperdicios alimentarios. Además, los procesadores pueden beneficiarse de una maquinabilidad de gran velocidad para reducir tiempo de producción y costes operativos, con una mayor eficacia y un considerable ahorro de energía.

Fuente:

Publicidad