17 de julio de 2015 12:00 PM
Imprimir

“Yo no como maíz, las vacas comen maíz”

. Cristina Kirchner descalificó hoy a ese cultivo, de tradición prehispánica, durante la Cadena Nacional que dio desde Tecnópolis. Fue al recordar el anuncio de ayer sobre la reducción de retenciones para ruralistas

“Yo no como maíz, las vacas comen maíz. Y con el trigo los argentinos comen fideos, pan, etcétera”.

Cristina Kirchner volvió a demostrar su completa ignorancia en temas de cultivos y alimentación. A la presidenta no le alcanzó con caracterizar a la soja como un “yuyo”, durante el conflicto con el campo en el 2008, ni con su afirmación de que la diabetes era una enfermedad “de clase alta”.

 

Esta vez, la mandataria ninguneó a un producto de tradición prehispánica, muy afianzado en las costumbres culinarias de la mayoría de los pueblos de latinoamérica como México, Perú, Colombia, Bolivia o hasta la propia Argentina con sus empanadas de humita, tamales, y otras comidas típicas del noroeste que incluyen este ingrediente.

 

Sus declaraciones fueron en el marco de la cadena nacional que brindó desde Tecnópolis, durante la cual recordó las medidas sancionadas ayer a favor de productores rurales.

 

Asimismo, su descalificación es una afrenta contra los celíacos, que al verse incapacitados de comer trigo y todos los alimentos que estén hechos con su principal derivado, la harina, deben suplirlo con el maíz, un carbohidrato mucho más sano en términos nutricionales que las pastas o el pan.

Fuente:

Publicidad