18 de noviembre de 2009 12:35 PM
Imprimir

Crece el malestar del agro por deudas de la AFIP

El fisco lleva meses sin concretar reintegros a las exportaciones de limón, y la devolución del IVA al citrus y a la producción de granos. Sólo a los citricultores el Estado nacional les adeudaría unos $ 110 millones. Algunos sojeros usan los saldos a favor del gravamen para pagar otras obligaciones.

La demora crónica en la que incurrió el Estado nacional para devolver el IVA y los reintegros a los exportadores agropecuarios acrecienta el malestar y la preocupación en el sector ruralista de Tucumán. Según pudo determinar LA GACETA, por estos factores la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) le adeudaría solamente al sector citrícola de nuestra provincia unos $ 110 millones, y una cifra difícil de cuantificar para el sector granario. Los problemas también afectan a los productores de frutillas y de arándanos.
El esquema establece que los productores pagan el 21% de IVA en las compras de insumos que realizan y en los gastos generales, y luego venden su producción con un 10,5% del gravamen, de los cuales el acopiador retiene un 8%, que luego el Estado les devuelve a los agricultores. Este reintegro suele producirse a los tres o cuatro meses de haberse concretado la operación. Sin embargo, en los últimos dos años comenzaron a demorarse las devoluciones, situación que se agudizó en 2009.
"El IVA que se paga para producir debe ser restituido cuando el producto se exporta. En el caso particular de Tucumán, lo que nos perjudica es la falta de restitución del IVA y los reembolsos de exportaciones en toda la cadena citrícola. En granos, no nos devuelven el IVA, pero muchos productores trabajan con presupuestos que contemplan esa situación, y también se usa ese crédito fiscal para hacer compras por canje, en las cuales se cruza el IVA, o para pagar otros impuestos", comentó el citricultor y productor de granos José Carbonell.
En esta línea, el presidente de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT), José Manuel Avellaneda, comentó que hay productores que vienen realizando gestiones ante la AFIP para exigir la devolución del impuesto. "Sé de un colega al que le adeudan $ 1 millón por el IVA. El mayor problema se da porque es justamente en esta etapa cuando el productor necesita recursos para encarar la próxima campaña de granos gruesos", aseveró. "Lo peor es que hay operaciones que figuran como ya reintegradas, lo que representa un enorme trastorno para demostrar que eso no ocurrió realmente", añadió. Para colmo, no son sencillos los trámites para reclamarle a la AFIP que se ajuste a la normativa. El agricultor Hugo Japaze, miembro de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), dijo que el sistema usualmente funciona bien, y que el Fisco deposita la devolución del IVA en la CBU del productor. "Todo queda registrado y es fácilmente apelable, pero aún así es difícil cobrar", remarcó.
El gerente de la SRT, Guillermo Canteros, reveló que los exportadores suelen entrar al sitio web de la AFIP con su CUIT, y allí figura que la devolución del IVA está lista para concretarse. "Pero no lo reintegran, porque esto parece ser una consecuencia de que el Estado tiene problemas de caja", indicó. Siguiendo este razonamiento, el ex presidente de la SRT y actual titular de Confederaciones de Asociaciones Rurales de Tucumán (Cartuc), Víctor Pereyra, opinó que la extensa mora del Gobierno nacional en cumplir con los reintegros a la producción primaria que exporta tiene vinculación con el enorme esquema de gastos que debe hacer frente. "La enorme maraña de subsidios que aun mantiene el Gobierno en los últimos tiempos se le fue de las manos", apuntó.

Gestiones infructuosas
A mediados de este año, el ministro de Desarrollo Productivo, Jorge Gassenbauer, había informado que el Gobierno provincial estaba realizando gestiones para que el Estado nacional acelere la restitución de los fondos que les correspondía a los productores tucumanos. Sin embargo, las demoras continúan hasta la fecha, tanto que buena parte de los agricultores cree que el proceso ya es irreversible.
"Cuando se tiene un saldo a favor de IVA y se puede demostrar, se puede emplear para pagar otras obligaciones tributarias, salvo las previsionales. Pero cuando esas acreencias se consolidan y pasan a la órbita del Banco Central, ya no se pueden usar y pueden pasar meses sin que se cobre ese dinero", recalcó Carbonell.
Canteros sostuvo que muchos creen que finalmente el Estado nacional no devolverá el dinero adeudado al campo. "Al parecer, la prioridad pasa por sostener la caja y es posible que saquen alguna ley de emergencia económica que hará que todo esto quede en la nada", concluyó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *