21 de julio de 2015 16:35 PM
Imprimir

El derrumbe brasileño

Sus exportaciones caerán este año un 15%; "superávit negativo"

Brasil exportará este año por 191.300 millones de dólares, un 15% menos que lo registrado en 2014, según datos brindados por la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB), que proyectó además importaciones por US$ 183.300, que será un 20% menos que el año anterior.

De esta manera, el superávit de la balanza comercial rondará los 8000 millones de dólares. En 2014, Brasil registró su primer déficit comercial en 14 años, con un saldo negativo de 3930 millones de dólares.

No obstante, en el primer semestre de este año, Brasil logró un superávit de US$ 2200 millones y, aunque se prevé un saldo positivo para este año, el presidente de la AEB, José Augusto de Castro, calificó el resultado como un “superávit negativo” debido a que no será producto de un aumento de las exportaciones sino de una caída de las importaciones.

“Lo que genera la actividad económica es la corriente de comercio, que es la suma de exportaciones e importaciones. El superávit es tan solo un efecto de esos dos números”, afirmó el dirigente empresarial a EFE.

La cámara calculó que la participación de Brasil en el comercio internacional caerá desde el 1,41% en 2011 hasta poco menos del 1% este año.

Castro también consideró negativo que la mayor parte de las exportaciones brasileñas continúe siendo de materias primas y no de productos de mayor valor agregado, como los industriales.

“Los diez principales productos de exportación este año son materias primas. Tan sólo el undécimo producto en la lista (aviones) es manufacturado. Como exportadores de materias primas somos dependientes de factores externos sobre los que no tenemos ningún control”, aseguró.

No obstante, el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Armando Monteiro, afirmó que el Gobierno prevé un aumento de las exportaciones brasileñas en los próximos meses gracias a la devaluación del real, que fue cerca del 18% en el primer semestre del año; ya había perdido valor frente al dólar en 2014, encareciendo las importaciones y redujo el precio de los productos nacionales en el exterior.

Fuente:

Publicidad