23 de julio de 2015 10:40 AM
Imprimir

Aumenta el consumo de la carne de caballo en el extranjero que aumenta la demanda

La instalación de la crisis económica ha motivado un cambio a la hora del consumo de carne en la ciudad y también ha propiciado un incremento del sacrificio de los caballos, uno de los grandes elementos de ocio en la ciudad, que la falta de disponibilidad de económica empuja a familias a desprenderse de sus […]

La instalación de la crisis económica ha motivado un cambio a la hora del consumo de carne en la ciudad y también ha propiciado un incremento del sacrificio de los caballos, uno de los grandes elementos de ocio en la ciudad, que la falta de disponibilidad de económica empuja a familias a desprenderse de sus équidos. Aunque el mundo del caballo no pierde fuelle en la Romería de la Virgen de la Cabeza, debido en parte a la extensión de su universalización.

Miguel Ángel Puerta es responsable de un matadero en la ciudad y desde mayo del año pasado está autorizado para el sacrificio de los caballos (aquí la legislación y es muy estricta). Percibe un incremento del sacrificio por la mayor demanda en el extranjero, “solicitan más caballos de silla y de paseo que los que están en el cebadero, y la mayoría de los caballos proceden de la zona de Huelva y de Cádiz”. En su matadero se han sacrificado un total de 2.000 caballos desde entonces.

La crisis económica está detrás de esta hecho, porque como explica Miguel Ángel, muchas familias no se pueden permitir el lujo de mantener a un caballo, porque los 200 euros de media al mes es su coste de mantenimiento. No obstante precisa que la vertiente comercial es la predominante.

Italia suele ser uno de los principales destinos de exportación de la carne de caballo, que se emplea para consumo, “la gente no está aún muy concienciada que la carne de caballo es muy nutritiva”, espeta Puerta.

Esta circunstancia posee su especial incidencia en la comarca de Andújar, porque de largo es la zona de Jaén con más caballos censado, con un total de 3.100.

Responsables de colectivos del caballo han indicado a IDEAL que este animal está ligado al ocio y a las tradiciones en la ciudad, porque irrumpen en número y esplendor en la Romería de la Virgen de la Cabeza y en la próxima Feria de Septiembre. Muchas familias son las que tienen problemas para sacar adelante una casa, cuanto menos mantener un jumento.

Este sacrificio ha podido mermar la cabaña equina en la zona en torno a un 20% y algunas semanas se sacrifican cerca de 150 caballos,

En lo que respecta al ganado vacuno, Miguel Ángel señala que ya pasó su crisis, pero especifica que ahora se sacrifica por la tuberculosis. La crisis también ha modificado las pautas del consumo cárnico, porque ahora ha decrecido la compra de carne de ternera, de cerdo o de choto y adquieren pollo o salchichas, debido a que coste es mucho más económico.

Fuente:

Publicidad