23 de julio de 2015 19:07 PM
Imprimir

Dos establecimientos tomados y más de 80 nuevos desocupados

VHB está tomada por sus trabajadores, al igual que el frigorífico “El Maná”. En total, son 82 las personas que perdieron su empleo por el cese de actividades de dos establecimentos productivos

La ciudad de Oncativo tuvo históricamente un perfil productivo e industrial. A la par del crecimiento del sector agropecuario, se fueron desarrollando industrias, la mayoría pequeñas, dedicadas a la maquinaria agrícola y a la manufactura de materia prima.


Esa actividad marcó su impronta con el desarrollo en cantidad de obreros calificados.


Hoy, la situación es crítica, dado que dos establecimientos dejaron de producir y en consecuencia, quedaron sin empleo 82 personas.

 

 

Agroindustria
Uno de los casos es el de la agroindustria VHB. En la planta productiva de esa empresa se desempeñaban 25 trabajadores y unos 10 más en las oficinas.
Desde el 24 de junio la planta está tomada pacíficamente por los trabajadores a quienes les deben tres quincenas, aguinaldo y retroactivo de aumentos.
Alcides Salgado, secretario de la Organización de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), seccional Córdoba, expresó que la situación es crítica. “Nosotros venimos denunciando que hay un grupo de personas que son accionistas de VHB, pero también están en funciones o en el Directorio de otras agroindustrias de Oncativo, como Desico y Class”, señaló.


“Nosotros no le pedimos que sigan con una empresa determinada, le pedimos que, si son los mismos dueños, que tomen a los que dejaron abandonados a su suerte”, agregó.


Las negociaciones llevadas adelante en el Ministerio de Trabajo hasta ahora son infructuosas. “No viene ningún directivo, sólo mandan apoderados que dilatan las reuniones y no tienen ningún poder de decisión”, dijo el dirigente metalúrgico.
“A la cabeza de esas empresas está Eduardo Postachini y Jorge Campos, como así también Larry Bartoloni y Alejandro Arnaudo. Lo llamativo es que esos mismos seudoempresarios están apostando a otras agroindustrias de Oncativo, pero se olvidan de los trabjadores”, señaló.


Esos empresarios habían prometido abonar las quincenas adeudadas el 17 de junio último, hecho que finalmente no se produjo.


En definitiva, los trabajadores y sus familias siguen apostados en la fábrica, continuando con la toma pacífica hasta cobrar sus acreencias laborales. Tienen autorización del Ministerio para realizar trabajos que les redunde en ingresos para sostenerse económicamente y además, cuentan con la colaboración de instituciones del pueblo como la Municipalidad y la Cooperativa para proveerles de algunos víveres y servicios. Sin embargo, les falta el trabajo, el que siempre fue el motor de crecimiento de Oncativo.

 

 

Frigorífico
“El Maná” es el otro establecimiento que dejó de producir dejando a 47 personas sin su empleo.


Se trata de un frigorífico ubicado en esa ciudad cuyo presidente es Marcelo Luna.
Los empleados, acompañados con el Sindicato de Trabajadores de la Carne, tomaron la fábrica y el lunes pasado decidieron hacer su reclamo en la autopista y en la ruta 9, para que todos los que circulan conozcan la situación que atraviesan.
“En las últimas horas, se abrió una pequeña esperanza de que le paguen mínimanente las liquidaciones y por eso suspendimos, por ahora, las protestas en la ruta”, dijo Carlos Correa, secretario de Organización del gremio de la Carne de Córdoba.


“Por eso levantamos la protesta en la ruta, aunque seguiremos con el frigorífico tomado”, dijo.


Asegura que otras empresas del rubro de la provincia no están pasando un buen momento “pero al menos, todas están trabajando y pagando los sueldos”.
Los trabajadores de la carne de Oncativo ya saben que no se reactivará “El Maná”. Pero quieren al menos cobrar sus indemnizaciones y poder empezar de nuevo sus vidas en lo laboral.


En una ciudad próspera, 82 personas y sus familias viven días de angustia e incertidumbre por la pérdida del empleo

Fuente:

Publicidad