23 de junio de 2010 07:07 AM
Imprimir

España  –   Descenso en la producción de cítricos

Según datos elaborados por Asaja Málaga, la producción de naranjas ha caído un 20% con respecto al año anterior y la de limón, un 15%.

Asaja Málaga hace balance de la campaña de cítricos en la provincia, de la que se desprenden los siguientes datos: las 10.000 hectáreas de este cultivo dejan en Malaga un total de 49,4 millones de euros y una producción de 168.000 toneladas de frutos.

Benjamín Faulí, técnico de Frutas y Hortalizas de la asociación agraria, analiza estas cifras. Según dice, la campaña 2009-2010 “ha sido buena en calidad” aunque se ha quedado algo corta de producción. De hecho, asevera, ‘la producción de naranjas ha caído un 20% con respecto a la campaña anterior; y la de limón, cerca de un 15%’.

No obstante, la parte positiva la aportan en esta ocasión los precios, ya que la campaña cierra con una cotización media que no se recuerda desde 2003. Así, el precio medio del limón Fino ha rondado los 0,26 €/ kg; y el limón Verna 0,34€/kg. En cuanto a las naranjas, según la variedad, el precio ha oscilado entre 0,21€/kg y 0,32€/kg. Por su parte, las mandarinas han cerrado con un precio medio de 0,31 €/kg.

En este sentido, Faulí recuerda que ha habido años en los que los cítricos estaban sin precio, de ahí que muchos agricultores del Valle del Guadalhorce, principal zona citrícola de Málaga, hubieran dejado campañas atrás las frutas colgadas en el árbol. “Este año, parece que las reglas básicas del mercado se han cumplido: a menor producción, mayor precio”, concluye el técnico de Asaja Málaga.

En cuanto a la producción, la campaña se desglosa de la siguiente manera: las 4.134 hectáreas de limón que hay en Málaga han producido un total de 77.000 toneladas, de las que 36.000 son de la variedad Fino; y las 41.000 restantes, de Verna.  Las 4.112 hectáreas de naranjos han producido un total de 70.500 toneladas: 9.600 toneladas de Navelina; 14.400 toneladas de Navelate; 5.600 toneladas de Lane-Late; 8.900 toneladas de Salustiana-Blancas; y 32.000 toneladas, de Valencia Late-Tardías. Y las 1.700 hectáreas de mandarinas han producido 21.300 toneladas de este fruto.  

La lluvia ha sido la principal protagonista de la campaña citrícola en Málaga este año. Desde diciembre hasta abril su compañía ha sido incesante. Los daños causados por el temporal en la provincia provocaron unas pérdidas de unos cinco millones de euros en el sector de los cítricos. Cabe recordar, que más de dos mil hectáreas quedaron completamente anegadas por el desbordamiento del río Guadalhorce. Algunas plantaciones tuvieron que ser arrancadas completamente y otras tantas hubo que reponerlas para intentar devolverles la rentabilidad.

La presencia constante de las precipitaciones provocó retrasos en la recolección del fruto así como “diversos problemas de piel y madurez que dificultaron la venta del Fino, sobre todo en marzo .En algunos casos, los precios de liquidación apenas llegaron a cubrir los costes para limpiar la finca”. Estas circunstancias hicieron que se retrasara durante varias semanas la salida del limón Verna”, comenta Faulí.

Por otro lado, Benjamín Faulí asegura que la recolección del limón Fino mejoró en abril debido a un importante tirón del mercado ruso, que alivió la salida de calibres más gordos que no se suelen vender con facilidad en el mercado nacional. Según el técnico, a nivel nacional, en abril se recolectaron 90.000 toneladas. Y este tirón del mercado ruso se debió a que la exportación argentina se inició este año en abril pero de forma muy lenta. De hecho, los volúmenes enviados por Argentina a la UE durante ese mes fueron los más bajos de los últimos cinco años, por lo que los mercados no se saturaron. A ello contribuyeron dos factores: una caída de la producción de entre un 25 y un 30%, estimándose una producción levemente superior al millón de toneladas. Y el otro factor importante fue el retraso en la maduración del fruto, por lo que la cosecha se inició entre dos y cuatro semanas más tarde de lo normal. Hasta mayo, los niveles de exportación argentinos no se acercaron a los de 2009.

También ha contribuido a esta situación atípica del mercado el desastroso inicio de la campaña de limón sudafricano, que en los últimos años ha empezado a tener cierta importancia en los mercados. Turquía se ha mantenido estable, con gran implantación en los mercados del Este. En cuanto a la naranja, explica Faulí, los datos nacionales muestran una caída de las exportaciones de casi el 10%, lo que coincide con el descenso de la producción. En cambio, en el mercado interior, los volúmenes son similares a los de la campaña anterior.

Desde septiembre a mayo, añade, se han exportado más de 4 millones de toneladas de cítricos, lo que supera con creces la cantidad de producto importado -88.000 toneladas- que, además, van dirigidas a la reexportación, sobre todo fuera de temporada.

Por destinos, casi la mitad de la producción citrícola, el 45%, se dirige al mercado comunitario; el 21% al mercado nacional y el 4% a países terceros. El 30% restante corresponde a la suma de la producción destinada a la industria, fundamentalmente a la de zumos. El principal mercado no comunitario para cítricos es el suizo, que compra más de 53.000 toneladas; seguido de Noruega (36.000 toneladas) y Rusia (24.000 toneladas).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *