25 de junio de 2010 06:59 AM
Imprimir

Rusia reducirá los obstáculos a la importación de frutas y hortalizas de la UE

Rusia dispuesta a "aceptar los estándares de la UE" sobre los límites de residuos de pesticidas que pueden contener las frutas y hortalizas, pues hasta ahora Moscú ha aplicado restricciones superiores.

Rusia va a reducir los obstáculos a las importaciones de frutas y hortalizas de la UE, tras un acuerdo con Bruselas sobre los requisitos relacionados con los restos de pesticidas, informó hoy el comisario europeo de Sanidad, John Dalli.

 Dalli declaró a la prensa que Rusia está dispuesta a "aceptar los estándares de la UE" sobre los límites máximos de residuos de pesticidas que pueden contener las frutas y hortalizas, pues hasta ahora Moscú ha aplicado restricciones superiores.
 Según otras fuentes comunitarias, la UE y Rusia acordaron un "memorando" por el cual las autoridades rusas aplican, desde principios de este mes, una nueva normativa sobre los límites de fitosanitarios que está en línea con las exigencias de la UE y con las normas internacionales.
 El comisario ha señalado que una vez que Rusia y la UE estén al mismo nivel respecto a esos requisitos se va a eliminar una "complicación" para los operadores hortofrutícolas comunitarios que quieren vender en el mercado ruso, un destino prioritario.
 Las nuevas reglas de Rusia ofrecerán unas condiciones más favorables para los envíos de la UE de productos como las manzanas, los cítricos (de interés para España) ó las frutas de hueso.
 El comercio de frutas y verduras entre la UE y Rusia alcanza un valor de 2.300 millones de euros anuales, la mayor parte correspondiente a las exportaciones comunitarias, según ha subrayado Dalli.
 Según otras fuentes, la UE y Rusia seguirán dialogando, pues Bruselas ha solicitado a Moscú que suavice sus normas y requisitos veterinarios, como los relativos a los restos de medicamentos, para las importaciones de leche o de carne.
 Rusia es un cliente muy importante para las exportaciones agroalimentarias europeas y es conocido por sus altas exigencias sanitarias, que a veces utiliza como trabas a la importación.
 El comisario ha visitado hoy el Puerto de Amberes y una cooperativa en Malinas (Bélgica), para verificar el cumplimiento de los controles de residuos en las frutas y verduras, tanto a las producciones comunitarias como a las importaciones.
 Dalli ha subrayado que la UE aprobó una regulación muy estricta sobre pesticidas, que entrará en vigor en 2011 y además, desde enero aplica un régimen de control reforzado en las fronteras para evitar que lleguen a la mesa del consumidor europeo productos con restos tóxicos.
 Ese sistema consiste en una mayor vigilancia aduanera y en exámenes especiales para importaciones de ciertos productos, que figuran en una lista porque corren más riesgo de introducir sustancias tóxicas; entre ellos figuran frutas tropicales de la República Dominicana ó verduras de Tailandia.
 En el caso de España, se han examinado 119 partidas con ese régimen, de las cuales 23 fueron sometidas a test especiales y 6 no cumplían las normas.

Las pruebas en España son importantes, por ejemplo, para verificar el estado de los cacahuetes de Argentina que llegan a la UE.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *