31 de julio de 2015 13:00 PM
Imprimir

El campo habla . . . . .

... que, tal como se preveía, el eje político se superpuso esta semana con la agenda del campo. Es que la realización de "la Ganadera", en el tradicional predio palermitano de la Rural, congregó a un amplio y variopinto espectro político que abrió Elisa Carrió, justo 10 días antes de . . .

… que, tal como se preveía, el eje político se superpuso esta semana con la agenda del campo. Es que la realización de “la Ganadera”, en el tradicional predio palermitano de la Rural, congregó a un amplio y variopinto espectro político que abrió Elisa Carrió, justo 10 días antes de las estratégicas PASO. Así, las callecitas de la muestra (mucho más amplias que otros años debido a la “baja” de expositores) y, especialmente, el centenario Restaurant Central, comandado por los Petersen, se transformaron en el termómetro, tanto de la temperatura gremial agropecuaria (que arde), como de la política.

Por supuesto que faltó el “oficialismo”, aunque esta vez hubo “licencias” como la de Daniel Scioli que mandó a sus representantes (Marangoni & Co.), o provincias como Santiago del Estero, que esta vez lucieron sendos stands. De todos modos, los productores no se dejaron enganchar por el “canto de sirenas”, convencidos como están de la consigna que reza que es imposible creer a un candidato en campaña.

Por otra parte, en general, todos, incluidos candidatos del FpV, dicen las mismas cosas, cómo que hay que bajar/eliminar las retenciones; sacar las restricciones cuantitativas para exportar (ROE, permisos, etc.); devolver competitividad a la producción -agropecuaria e industrial-; mejorar el tipo de cambio, etc., etc., etc., por lo que habrá que esperar, para ver qué pasa realmente.

 

… que el problema es que muchas de las actividades ya no tienen margen para esperar nada más y siguen retrocediendo. De hecho, hoy las discusiones pasan por saber cuál va a ser el porcentaje real de los retrocesos. Se sabe que la siembra de la actual campaña 15/16 va a tener una caída global que los más optimistas ubican en 10% (unos 3 millones de hectáreas de baja), y otros elevan al 20% con picos superiores a este porcentaje en algunos cultivos.

La baja de los precios internacionales de todos los productos pega de plano en las cuentas locales y las proyecciones, con el desplome de la economía china (adonde hoy va el 47% de las magras exportaciones de carne de la Argentina) y, especialmente, con las devaluaciones de Brasil, principal socio comercial y vecino, pusieron en un callejón sin salida a los productores locales, cuyos costos internos no paran de aumentar lo que hace inviables las actividades.

Así se fue registrando en los múltiples encuentros, almuerzos, cenas, remates, agasajos que se sucedieron sin solución de continuidad, desde el de los consignatarios en el Restaurant Central, hasta el de la gente de Aberdeen Angus, donde los increíbles bifes que sirvieron hacían difícil creer que la Argentina esté hoy en su piso de exportaciones con apenas un 5% de lo producido.

Ni hablar de los comentarios que se escucharon en la 9ª edición de CITA (Centro Internacional de Innovación en Tecnología Agropecuaria) en cuya multitudinaria cena en el Salón Rojo, año a año se sorprende a los asistentes con las novedades más insólitas y creativas de las empresas de maquinaria agrícola -locales y extranjeras- desarrollan en la Argentina y que, además de cubrir los requerimientos locales, también exportan hacia el resto del mundo.

 

… que las restricciones para la importación de insumos, las limitantes operativas con las divisas, la falta de energía en varios casos, los crecientes costos laborales, y el obvio desplome de las ventas constituyen un cóctel difícil de digerir para los industriales, muchos de los cuales habían logrado que sus máquinas y equipos llegaran a operar exitosamente en distintos países del mundo, y ahora muchos de ellos no logran terminar los equipos a medio construir.

No fue muy distinto, sin embargo, el balance del exministro y actual miembro del equipo de Sergio Massa en el Frente Renovador, Roberto Lavagna, mientras recorría “la fila” de Aberdeen Angus, a pesar de que tampoco él en su momento fue justamente “amigable” con el campo…

La usina de comentarios se extendió a la cena de Brangus y a la de Braford, así como en el festejo especialísimo por los 85 años de la Revista Chacra que congregó a dirigentes, empresarios, funcionarios, etc. de varias generaciones, que fueron recibidos por el heredero de los fundadores, Don Constancio Vigil. Un caso especial fue la entrega de los premios a la Gestión Solidaria del Campo que congregó a centenares de personas de todo el país, y que permitió percibir la situación crítica que se vive en distintas partes del país, tal vez, mucho más graves que las que se registran diariamente.

 

 

… que otro hecho trascendente fue el trascendental acuerdo al que arribaron 22 entidades de la cadena de la carne, y que plantea cinco objetivos para sacar la ganadería adelante. El primero es lograr la satisfactoria oferta de novillos pesados para faena e incrementar la producción y productividad del rodeo vacuno.

El segundo, el control de las reglas de competencia y la evasión sanitaria, impositiva y previsional que garantice un trato equitativo para los operadores. En tercer lugar, mejorar la calidad institucional y derogar las normas que distorsionan la producción, el comercio y las inversiones.

En cuarto lugar, mejorar el acceso comercial y sanitario a los mercados acelerando las negociaciones que permitan incrementar la competitividad de la carne a nivel internacional. Y en quinto lugar, incrementar el empleo formal y calificado, creando condiciones para la recuperación de los productores que tuvieron que abandonar la actividad, fortaleciendo el arraigo regional.

Fuente:

Publicidad