3 de agosto de 2015 06:59 AM
Imprimir

El precio del biodiesel registró un nuevo mínimo histórico: los exportadores aún no saben que retención deberán pagar por los embarques realizados en los últimos dos meses

Incertidumbre en un marco económico complicado

En julio pasado se declararon exportaciones de biodiesel por 156.334 toneladas a un precio promedio ponderado de 662 u$s/tonelada. Se trata del valor más bajo de toda la historia local del biocombustible (ver gráfico).

El descenso del precio internacional del biodiesel está en línea con el derrumbe del precio del petróleo crudo (que también impactó de manera negativa en las cotizaciones del aceite de soja).

En enero-julio de 2015 se declararon 727.696 toneladas de exportaciones argentinas de biodiesel por un valor FOB de 520,4 millones de dólares versus 1,35 millones de toneladas por 1109.6 millones de dólares en el mismo período de 2014.

La caída de las exportaciones argentinas de biodiesel podría haber sido menor en caso de contar con una política previsible para el sector. Pero el gobierno nacional, además de aumentar la carga tributaria, redujo los niveles de previsibilidad.

Luego de reducir el derecho de exportación al 5% para marzo de este año, a fines de mayo el gobierno decidió incrementar –de manera retroactiva– la alícuota efectiva al 13,2% para los embarques realizados en abril. La última alícuota publicada, correspondiente al mes de mayo, es del 9,80%. Los exportadores del biocombustible aún no saben qué retención deberán abonar por los embarques declarados en junio, julio y lo que va del presente mes de agosto.

Buena parte de las ventas externas de biodiesel argentino –biocombustible elaborado con aceite de soja como insumo base– se están destinando a EE.UU., un mercado que, luego de la habilitación concedida a fines de enero de este año por la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), permite mezclar al biodiesel local con gasoil estadounidense. Otro destino importante es Perú.

Fuente:

Publicidad