17 de julio de 2010 07:36 AM
Imprimir

Desigualdad en la fruticultura

Las empresas no vuelcan en otros eslabones los beneficios que recogen en la actividad

Las dificultades que hoy presenta la fruticultura regional (una cadena agroindustrial con una producción de aproximadamente 1,5 millones de toneladas anuales) no se viven de igual modo en cada uno de sus eslabones. La forma y fuerza que habitualmente toman las comunicaciones mediáticas del actor mejor posicionado en la estructura oligopsónica, las empresas, pueden inducir a ciertos errores a la hora de comparar argumentos para posibles beneficios para todo el sector. En otras palabras, en el marco de una producción artesanal de esta naturaleza, para entender los reclamos hay que reparar en los costos de producción promedio según producto y suponer que cuando el sector empresarial regional comunica crisis coyunturales de la fruticultura, lo hace exclusivamente sobre su interés particular y no el de los otros actores que participan en la producción. La experiencia dice que nunca los beneficios tomaron un camino hacia los eslabones inferiores. Es el caso de la reducción de 5 puntos que el gobierno nacional les otorgó a las exportaciones de frutas de pepita (con la condición de que el beneficio llegue a toda la cadena) la ayuda no fue coparticipada, así como los reintegros correspondientes. Sin agregar dramatismo, justificaron el hecho como una absorción del beneficio por el incremento salarial en el sector del empaque. Para entender de modo integral el momento, cabe recordar que en la fruticultura de peras y manzanas de las provincias de Río Negro y Neuquén, el sector de la producción independiente (no integrada) está compuesto de 3500 productores, y al sector empresarial lo conforman un grupo cercano a 250 firmas que, además de producir, son comercializadoras. La particularidad de estas últimas es que el 90% de las exportaciones a ultramar la realizan sólo diez empresas. Dentro de la dinámica de la actividad existe una disminución constante y que se acelera del número de productores independientes y es quizás este dato el que refleje uno de los motivos que desnuda la ineficiencia sistémica empresarial en materia de competitividad. La falsa reducción de costos internos que ellas lograron durante décadas fue sobre la base de la apropiación de la renta del estrato inferior en la cadena. Una vez reducido el número de productores, el incremento en sus costos les hace imaginar como insostenible la actividad. A modo de ejemplo, una empresa regional produce el 25% de lo que comercializa a un costo muy superior a 0,29 dólar (valor costo referencial oficial) y compra el 75% a pequeños productores a un valor que representa menos de la mitad de ese costo referencia. Si lo paga en su totalidad lo hace a lo largo de todo el año, en el mejor de los casos. A pesar de haber existido temporadas con retornos excelentes para la actividad, los productores pequeños y medianos de la región no fueron alcanzados por los resultados positivos de los ciclos expansivos de los últimos años, y es predecible también que cuando llegue la hora de los balances de la temporada 2009/10, nuevamente los ajustes que realizará el sector empresarial -ya anunciados a modo de advertencia- recaerán sobre ellos. El actual reclamo del sector de las empacadoras/comercializadoras se enfoca en: la eliminación de retenciones, el freno a los incrementos salariales, la actualización cambiaria, incapacidad para absorber el aumento de costos internos, falta de productividad, falta de inversión, falta de trabajo en conjunto, estancamiento de la actividad ,y reconocen que "no hay transparencia comercial en el sector". Por otro lado, el reclamo del sector de los productores independientes es tener una transparencia comercial con leyes nacionales que la regulen y una serie de políticas de Estado que protejan el desarrollo en equidad sobre la base de planificaciones estratégicas que destierren los subsidios clientelares. Por Mirta Eberhardt
La autora es secretaria de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *