18 de julio de 2010 08:50 AM
Imprimir

Una ley promueve la fruticultura y lucha contra la mosca

Impulsada por el Ministerio del Campo, la Ley Provincial de Fomento a la Fruticultura brinda un marco legal beneficioso para productores frutícolas.Estiman subsidiar 10 mil hectáreas en 10 años.

Acaba de entrar en vigor la Ley de Fomento a la Fruticultura Provincial impulsada por el Ministerio del Campo de San Luis, a cargo del médico veterinario Sebastián Lavandeira Muñoz, Ministro del Campo de San Luis.

Este nuevo marco legal, que regula los emprendimientos frutícolas en la provincia, significa un gran aporte al sector, redundando en beneficios y optimizando la producción frutícola de San Luis.

Como parte del Plan de Fomento y bajo la autoridad de aplicación del Programa Frutícola y Forestal, dependiente del Ministerio del Campo, la ley articula una serie de acciones tendientes a alentar la plantación en montes con fines productivos frutícolas. Así, los productores frutícolas de San Luis podrán beneficiarse con subsidios de dinero en efectivo y asistencia técnica en sus labores, con un reconocimiento del valor de inversión que para pequeños productores alcanzaría hasta un 80%.

Declarada "de interés provincial", la ley es aplicable a todo aquel productor frutícola que presente un proyecto viable, con una plantación lograda de dos años y bajo consideración de las actividades frutihortícolas por hectárea, zona y especie, Sin embargo, al ser cultivos dependientes del riego, "la mayor cantidad de los interesados proviene del cordón de las sierras centrales de San Luis, tanto del lado Este como del Oeste", asegura Danilo Boscariol, jefe del subprograma Sol Puntano.

Así, el beneficio cobra importancia en localidades como La Toma, Merlo, Villa Mercedes, Quines y La Candelaria, donde se ha comprobado el buen crecimiento y la rentabilidad de frutales como cítricos, olivo, durazno, nogal y almendro, entre otros.

Los productores frutícolas interesados pueden presentar una producción de al menos una hectárea y con un máximo de 200. El monto a cubrir depende de la cantidad de hectáreas y del monto invertido, cubriéndose entre el 20% y el 80% del total. Así, el Ministerio del Campo estima subsidiar 10.000 hectáreas en diez años. Ya se ha acercado a preguntar por el subsidio una cantidad numerosa de productores. Entre las dudas más frecuentes se plantea la posibilidad de desarrollar cultivos orgánicos. Desde el Ministerio se ha contestado que, si el plan resulta viable, esa modalidad está contemplada dentro de la ley. Los productores interesados podrán recibir el beneficio una sola vez.

Además del beneficio económico, el régimen incluye capacitación y ayudas en el ámbito técnico. Se facilitará la preparación del terreno, la provisión de plantas, tutores, injertos, costas de mano de obra para poda, actividades y labores culturales. Como parte del apoyo técnico se requiere la asistencia a por lo menos tres de los cursos, talleres, rondas de negocio y jornadas que se dictarán.

Los interesados deben presentar el proyecto de implementación y manejo de montes frutales suscripto por un profesional competente inscripto en el Registro de Profesionales. Se destaca que la plantación lograda no deberá presentar fallas superiores al 20% al momento de la certificación; se deberá proceder a la realización de las actividades técnicas y culturales programadas por el técnico del establecimiento, así como también aplicar las medidas de control sanitario de plagas y malezas.

Mosca de los Frutos

El programa de control, de implicancia productiva y social, experimenta avances del 320% en la lucha contra esta plaga. Se instalaron 407 trampas equipadas con GPS

En el marco de una política frutícola que respalda al productor de San Luis, el Ministerio del Campo, creó el Programa de Control y Erradicación de la Mosca de los Frutos, de características únicas en el país y desarrollado exclusivamente con fondos provinciales. Así, y a través del programa Fruti Hortícola y Forestal, se implementó una serie de medidas sanitarias que hoy arrojan notables beneficios para las producciones locales.

El plan no contempla fumigaciones en plantaciones con fines comerciales, ya que su carácter es netamente social, los productores locales son beneficiarios de manera indirecta.

Para llegar a la mayor cantidad de habitantes, en una primera instancia se realizó una inscripción voluntaria de productores y vecinos, por la que se relevaron más de 10.000 domicilios. El siguiente paso fue instalar 450 trampas, en su mayoría equipadas con GPS, para evaluar la densidad y dinámica de la plaga

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *