7 de agosto de 2015 17:06 PM
Imprimir

Uruguay : La soja sigue siendo quien salve el partido

Pese al antecedente sentado la zafra pasada de cultivos de verano, la soja sigue, y parece ser que seguirá siendo la alternativa más rentable, por no decir la rentable

Este fue uno de los conceptos manejados ayer en la jornada de cultivos de verano organizado por Fucrea, del cual también participó el INIA y el Fomin.

 

Particularmente la exposición de Fucrea se centró en el análisis de los márgenes agrícolas en busca de la sustentabilidad económica y estuvo a cargo del especialista Andrés Contatore.

 

Contatore partió de la base de lo que han sido los resultados de años anteriores, especialmente el de la zafra pasada, con el quiebre de los precios, por lo que llegó a la conclusión que ante un escenario como el actual y a pesar de la caída en el valor de la soja “es el cultivo que hace la diferencia”, dijo.

 

No obstante, aún quedan interrogantes de cara a lo que será la próxima zafra, nada menor, “el clima es una de ellas y genera mucha incertidumbre de cara a la próxima zafra. A su vez el precio, que pese algunos vaivenes, genera más incertidumbre”, agregó el especialista.

 

El escenario actual, producto de muchos malos resultados durante la zafra pasada, determina que la estrategia pase por afinar números a la hora de tomar decisiones, “por ahí debe de ir el camino”, dijo Contatore. Para el técnico de Fucrea la diferencia se puede obtener a nivel de los costos, que si bien reconoció que algunos son difíciles de bajar, hay otros que medidos en dólares, como el combustible han disminuido por si solos. Como muestra uno de los cuadros el valor del combustible expresado en dólares tiene una diferencia de 7 % abajo en relación al costo que tenía en enero de 2014, a su vez los servicios agrícolas bajaron recientemente en promedio 4 %. Otro tipo de costos, como los fletes, tienen que tener una consideración especial a la hora de hacer el análisis y de tomar decisiones, sostuvo Contatore. “Debe de ser tomado en cuenta a la hora de definir nuevos contratos de arrendamientos”, indicó (Cuadro 2).

 

“Bajaron los servicios, el combustible y las rentas. Aún queda la incertidumbre de lo qué sucederá con los fletes y otros costos”. “Las posibilidades de bajar los costos son bastante escasas, hay que apuntar a la productividad. Hay que bajar los costos por kilo producido, hay que combinar tecnología con conocimiento, de esa forma se producirá de forma más eficiente, sabiendo cuando hay que aplicar y cuánto y cuando no en las chacras”, explicó Contatore.

 

Por esto es que dentro del esquema agrícola nuevamente la soja es la que aparece con posibilidad de salvar la ecuación. Para Contatore en el corto plazo hay que lograr buenos rendimientos en soja, “porque es la que puede pagar los costos”, expresó. No obstante, también sostuvo que en algunas zonas o en algunos campos habrá que repensar el negocio, “buscar qué estrategias se pueden aplicar”, dijo pero sosteniendo que “deben de ser estrategias de largo plazo, que se puedan mantener, no puedo decidir hacer una rotación con ganadería y al año siguiente hacer otra cosa”, agregó.

 

Estos cambios que mencionó el especialista, el “repensar el negocio”, asegura que ya se están procesando en algunas zonas. Pero claro, sostuvo que no es tan fácil tomar decisiones de este tipo, dado que por ejemplo, para volver hacer ganadería se debe de tener en cuenta el costo que tiene, el que cuantificó en unos US$/ha 1.000.

 

De todas maneras hay que tener en cuenta que frente a un escenario en que la soja es la única capaz de pagar los costos y a su vez dejar un margen se encienden algunas luces de alerta. Para Contatore el riesgo desde ese punto de vista es el de la sustentabilidad, “que los esquemas de rotación pasen exclusivamente por la soja, porque es el resultado de la soja el que manda”, dijo. “Todos quisiéramos tener una diversificación más rentable pero la realidad del mercado lleva a que para este verano el foco esté exclusivamente en la soja. Las empresas no están en su mejor momento por eso tienen que ir a lo seguro”, señaló.

 

Los números serán más finos, habrá que tener muy en cuenta el factor costos y como se puede optimizar la productividad del cultivo, “hay soluciones y hay nuevas oportunidades”, concluyó el especialista.

 

La jornada se realizó en teatro 28 de febrero de la ciudad de Mercedes.

 

A continuación se detallan algunos cuadros presentados en la jornada en los que se maneja el margen bruto que deja cada cultivo en las distintas zonas del país, sin tener en cuenta la renta.

 

Fuente:

Publicidad