10 de agosto de 2015 10:12 AM
Imprimir

En San Jorge capacitan sobre fitosanitarios

•En el marco de la agenda de trabajo del Ministerio de la Producción, fue el turno de la capacitación para los aplicadores aéreos y el personal de tierra. Fructífero encuentro para seguir consensuando estrategias que regulen la producción sustentable de alimentos.

El martes pasado, la presencia de más de 120 asistentes a la pista de trabajo de una reconocida empresa local, reafirmó la necesidad del trabajo conjunto encarado por las entidades públicas y privadas en materia de fitosanitarios (fertilizantes y agroquímicos) en la provincia de Santa Fe.

El Ministerio de la Producción, a través de la Dirección de Política Agropecuaria y la Subdirección de Agricultura y Sanidad Vegetal, viene implementando un exitoso programa denominado Sistema Fitosanitario Santafesino (SIFISA).

Con el mismo, se busca registrar a todos los eslabones de la cadena, desde las empresas, el Colegio de Ingenieros Agrónomos, las delegaciones, las Comunas o Municipios, los Agroasesores o Coordinadores, la fiscalización, la documentación, los instructivos, la Ley, las denuncias, las resoluciones, los cursos y jornadas de capitación. Si bien la cartera productiva cuenta con los recursos limitados, la interacción con otras entidades y estamentos ha permitido avanzar en un plan mancomunado en aras de regular de forma más eficiente una actividad indispensable para la producción provincial.

De alto vuelo

Por su parte, la Ing. Agr. Virginia Zarantonello, presidenta de la Cámara de Empresas Agroaéreas de Santa Fe (CEASFE), sostuvo que el apoyo conjunto de las entidades es fundamental. “Nuestra actividad está enmarcada en una ley, y regulada en todo sentido. Igualmente a nivel interno estamos tratando que todo el mundo esté trabajando con la reglamentación correspondiente y dentro de la Cámara que nos nuclea. Sin embargo, tenemos una falencia para transmitir ese mensaje, porque no alcanza con hacer las cosas bien. La aplicación aérea es una actividad extremadamente regulada: nosotros tenemos la carrera de piloto privado, luego la licencia de piloto comercial y finalmente la de aeroaplicador. Pero sentimos que las entidades y la sociedad nos reclama una licencia para aplicar que va más allá, y que implica demostrar que tenemos valores para preservar la salud, el medio ambiente y la producción sustentable. Y ante la alternativa de tomar distancia preferimos apostar por el compromiso y seguir produciendo alimentos. Quedó demostrado en el Congreso de AAPRESID que los argentinos somos uno de los productores mas eficientes, y que menos agroquímicos utilizamos en comparación con otros países, y eso no se ve o nadie lo dice”.

Zarantonello expresó estar al tanto de las preocupaciones que tiene la comunidad. “Estamos bajo la lupa, pero queremos llevar tranquilidad a la gente. Para operar estos aviones es necesario tener el aval y el respaldo del Ministerio de la Producción y de muchas entidades que supervisan nuestra permanente capacitación para poder llevar adelante una actividad como esta. Y en esa constante apuesta a la capacitación, estaremos desde el próximo 19 de agosto en Salta compartiendo el Congreso Mercosur y latinoamericano de Aviación Agrícola, el espacio ideal para compartir con los colegas e otros países nuestra realidad”.

Ojo con la mezcla

Según el Ing. Daniel Iliart, disertante en la jornada, están apareciendo malezas muy duras, algo cada vez más habitual. “Para eso, y en base a la prohibición de algunos productos, vamos a tener que prestar mucha atención al tema de las mezclas en el tanque. Yo recomiendo que se haga una prueba a escala, ya que lo peor que puede pasar es que se cargue el tanque y se corte el tratamiento. El glifosato se carga último, ya que si lo cargamos primero nos acidifica el agua, todos los polvos o los gránulos. Recomiendo que las soluciones concentradas premezclarlas con agua y superwet y darle 10 minutos de hidratación antes de echarla al tanque. Eso mejora notablemente la estabilidad, la compatibilidad y el efecto final”, aconsejó.

Para el especialista se viene un desafío grande con respecto al tema malezas, y en avión hay que afinar todo muchísimo más. “Si bien el caudal es más chico, el avión te permite usar aditivos en concentraciones mucho más altas; con el avión se pueden prevenir plagas, aplicar un fertilizante foliar para que un cultivo se defienda de la sequía, o en una soja encharcada uno aplica con el avión y el cultivo se defiende mejor. Permite una gran rapidez en el tratamiento bastante interesante. Estamos estudiando un fertilizante base cobre para prevenir plagas con un producto banda verde”, adelantó.

La jornada también contó con las disertaciones de personal del Ministerio de la Producción y de la empresa YPF, quienes hicieron hincapié en los cuidados necesarios para operar y manipular el combustible de los aviones, tales como la estática, el almacenamiento, etc.

4CARITA_P1000737.jpg

“Quedó demostrado en el Congreso de AAPRESID que los argentinos somos uno de los productores más eficientes, y que menos agroquímicos utilizamos en comparación con otros países, y eso no se ve o nadie lo dice”

Ing. Agr. Virginia Zarantonello. CEASFE

La cita de la aviación del Mercosur

  • El XXIV Congreso Mercosur y Latinoamericano de Aviación Agrícola 2015 se realizará del 19 al 21 de agosto próximos en el Centro de Convenciones de Salta, convocando a los actores del sector de nuestro país, como también a representantes de Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile, Colombia, Perú, Ecuador y Estados Unidos. El Presidente de FeArCA, Erminio Rodríguez, resaltó que el congreso se realiza en Salta en muestra de la importancia que tiene en NOA en la producción agropecuaria y como forma de mostrar el espíritu federal de la institución que congrega a los aeroaplicadores. Entre los asistentes al evento se sortearán 10 créditos para la compra del “Puelche”, único avión aeroaplicador fabricado en Argentina por Fadea, en Córdoba.
Fuente:

Publicidad