10 de agosto de 2015 05:17 AM
Imprimir

Cambios generacionales que impactan a la industria de la carne

Los cambios generacionales a lo largo del tiempo, se han acelerado debido a la exposición tecnológica. No obstante, es importante mencionar las características de las diferentes generaciones y ...

Los cambios generacionales a lo largo del tiempo, se han acelerado debido a la exposición tecnológica. No obstante, es importante mencionar las características de las diferentes generaciones y hacer énfasis en el reconocimiento de los cambios para visualizar los impactos que tendrán en el ambiente laboral y en los mercados.

 

Características de las generaciones:

La generación silenciosa (1925 a 1944): Es la generación formada por personas que tienen entre 70 y 90 años, que están fuera de la fuerza laboral. Se caracterizan por trabajar arduamente, por ser sacrificados, conformistas, muy pacientes y respetuosos. Son ajenos a la tecnología.

 

Baby Boomers (1945 a 1964): La característica principal de esta generación es que fue forjada por el trabajo. Las personas de esos años, desprecia el despilfarro de dinero, por lo cual fomentan el ahorro y son bastantes cautelosos en los temas de inversión. Actualmente tienen entre 50 y 70 años.

 

Generación X (1965 a 1981): La generación que fue testigo de grandes cambios tecnológicos. Conocieron el internet, aunque no comprendían a profundidad los cambios que estaban viviendo. Ellos buscan satisfacción inmediata y si no la obtienen tienden a cambiar sus intereses con facilidad. Se les llamo la generación en transición, porque son clientes difíciles, además son inmunes a la mercadotecnia. Actualmente tienen entre los 34 y 50 años, constituyen gran parte de la fuerza laboral.

 

Generación Y (1982 a 1994): Es la generación que se le critica por realizar varias tareas a la vez, lo que la generación de los Boomers lo interpreta como falta de atención. Sin embargo, se les caracteriza por la inmersa necesidad de sentirse cómodos, además de ser una generación emprendedora. La tecnología es parte fundamental de su vida diaria.

 

Las personas de esta generación no se ajustan a horarios rígidos de trabajo y tampoco desarrollan lealtad en las empresas donde laboran, lo que ocasiona una constante rotación laboral. Tienen grandes conflictos con la generación de los Baby Boomers, por las ideologías de cada generación.

 

Son muy orientados al consumo, con gustos muy sofisticados  e individuales. Les gusta lo diferente y el mercado tradicional se les hace anticuado y poco funcional. Prefieren comprar en línea, mediante el internet. No tienen miramientos en gastar su dinero y son muy susceptibles a la mercadotecnia digital y viral

 

Generación Z (1995 – actualidad): Son llamados “nativos digitales”, porque desde su niñez existe el internet. Aún no ingresan al mundo laboral. Ven a la tecnología como un elemento fundamental para desarrollar sus actividades diarias. El correo electrónico es cosa del pasado, porque se comunican mediante las redes sociales. Tienen propensión al consumo, y están instalados a retardar su adultez lo más posible. Ellos están muy interesados en la salud, el ejercicio y tienen mucho más enfoque a la estética.

 

Al igual que la generación X y Y, convivirán en el ámbito laboral con la generación de los Baby Boomers, chocando con ideologías muy diferentes.

 

Las generaciones repasadas con anterioridad, se caracterizan por tener ideologías muy distintas, mientras unas estaban obsesionadas con el trabajo, otros ven y explotan en gran medida las tecnologías existentes, por lo tanto estos cambios son muy dinámicos, que influyen directamente en las estrategias de las empresas.

 

En el mundo de hoy en día, existen muchas personas que navegan por internet consumiendo bienes y servicios, por lo tanto las empresas, indistintamente del sector que representen deberán enfocar sus negocios hacia estas plataformas, con lo cual la organización gozara de un tinte tecnológico  con la capacidad de evolucionar al mismo ritmo que las generaciones actuales.

 

El sector cárnico deberá observar los cambios generacionales, y orientar sus productos hacia la salud y la estética, que traerán consigo impactos en la forma de producir, vender, de envasar, transportar y sobre todo, en la manera en que nos dirigimos a nuestros clientes.

Fuente:

Publicidad