12 de agosto de 2015 12:39 PM
Imprimir

Agricultores brasileños son unos adelantados

Los agricultores brasileños sacan ventaja del rally del dólar para cerrar ventas en reales de la soja 2015/2016 a precios bien atractivos. En Mato Grosso ya se comercializó cerca de la tercera parte de la próxima campaña.

En Brasil la comercialización de soja 2016 se retomó en la primera semana de agosto luego de un período en que los agricultores estuvieron menos activos en el mercado.

El rally alcista del dólar ha permitido a los productores fijar negocios para la próxima zafra a valores que asegurarían rentabilidad con rendimiento promedio. Según el informe semanal de Cepea, “hay mayor interés de los productores por garantizar el ingreso dado que parte de los insumos tu comprando a un tipo de cambio también elevado aunque menor que el actual”. “La mayor parte de las ventas de la soja 2015/2016 se dio con un valor fijado del real tomando como base el futuro del dólar en el período de entrega.

Parte de los productores, en tanto, todavía precisa cerrar la compra de fertilizantes y defensivos para la que zafra que comienza a ser sembrada a mediados de setiembre”, agregó Cepea. Para la soja de la campaña pasada, los productores consultados por Cepea “la continúan reservando para ventas futuras mismo con el riesgo que el inicio de la cosecha estadounidense presiones las cotizaciones internacionales”.

El Instituto Matogrossense de Economía Agropecuaria (IMEA) destacó que en julio se vendieron cerca de 2,7 millones de toneladas de soja de la próxima campaña.

Se llegó así a un volumen comercializado equivalente al 29,1% de la producción de soja esperada para el estado frente al 19,7% de un mes atrás y del 8% de igual período del año pasado. “Este adelantamiento de 21,1 puntos obedece porque los precios de la zafra futura, que superan un promedio por encima de los valores de las últimas dos campañas, dan buen ritmo de negociación para los contratos de 2016”, señaló el reporte. Al igual que en el reporte de Cepea, el IMEA indica que los agricultores matogrossenses esperan por mejores precios para vender el saldo que les queda de la zafra anterior

Fuente:

Publicidad