12 de agosto de 2015 23:07 PM
Imprimir

Quedan unos 400 millones de kilos de peras y manzanas sin cosechar

Crisis en el Alto Valle

Los números de la fruta en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén son altos pero negativos. Hace unos días, la Federación de Productores informó que se dejarían de cosechar 200 millones de kilos manzanas. La devaluación del real y el lento proceso de comercialización con Brasil, ha provocado que otros 200 millones de kilos de peras queden también colgando de los árboles. En total se malograrán 400 millones de kilos de fruta.

 
La industria calcula que las pérdidas, sólo por el cierre temporal del comercio con el país vecino, alcanzan US$ 80 millones. La caída del real frente al dólar podría elevar la cifra a US$ 100 millones.

 
La mayoría de los productores pequeños y medianos están endeudados y al ritmo que avanza hoy el intercambio comercial con Brasil no podrán cubrir los cheques que han firmado con fecha de depósito de agosto a diciembre. Debido a la falta de efectivo, se estima que 16.000 hectáreas permanecerán sin podar en el Alto Valle, una actividad clave para que la fruta logre su mejor versión.

 
Las Cámaras de Productores de Regina, General Roca, Allen y Cipolletti calculan que se necesitan entre $ 250 y 300 millones para completar la poda. El Gobierno prometió $ 75 millones. Los 200 millones restantes anunciados por el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, el senador K Miguel Pichetto y el propio ministro de Agricultura Carlos Casamiquela nunca fueron depositados.

 

Existe otro problema millonario en el futuro inmediato: dentro de unos días debería largarse el agua en la red de canales para regar 40 mil hectáreas productivas. Pero entre un 35 y un 40% de los productores no han realizado la limpieza correspondiente porque no tienen dinero con el cual pagar a sus consorcios de riego y acelerar el despeje de las vías de circulación. En conjunto los chacareros mantienen con sus consorcios una deuda histórica de $ 300 millones en la última década.

 
Según la Secretaria de Fruticultura este año debían cosecharse 863.676 toneladas de manzanas y 789.469 de peras. Un 5% más que en 2014. Pero el pronóstico deberá ser nuevamente calculado frente a la herida que ha dejado la crisis. La región exporta 460.000 toneladas de peras y 280.000 de manzanas. Alrededor de 300.000 toneladas de peras se venden en Brasil. Pero en lo que va del año, se embarcaron entre un 35 y 40 % menos.

Fuente:

Publicidad