23 de julio de 2010 10:01 AM
Imprimir

Premian sistema creado por el INTA para minimizar pérdidas en el ajo

Un sistema de recolección de ajo que permite agilizar el transporte, minimizar pérdidas y, de este modo, mejorar la actividad de poscosecha de la hortaliza se quedó con el principal premio del Segundo Concurso Provincial de Innovación.

El proyecto fue diseñado por un equipo de técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agrícola (INTA) y consiste en un tren de módulos independientes, vinculados entre sí y remolcado por un tractor agrícola. Su estructura básica se construyó a partir de un eje de dos ruedas, con lanza de tiro y dos receptáculos, con lo que se logra dar versatilidad en la utilización.

El proyecto compitió con otras 26 iniciativas y fue premiado con 40.000 pesos. "Queríamos mejorar esta etapa de la cosecha porque había muchas pérdidas. Durante dos años, hemos trabajado para implementar este sistema modular de manipulación en la recolección de ajo", contó Carlos Parera, ingeniero del INTA e integrante del equipo.

El transporte sirve para cargar y descargar ajo. Además es útil en la planchada de éste en verde, para la carga general, para efectuar los tratamientos fitosanitarios, para provisión de agua y para el transporte.

De acuerdo con la explicación oficial, una de las principales razones para que el desarrollo tecnológico del INTA fuera seleccionado como el mejor de la muestra es el hecho de que la Argentina es el segundo exportador de ajo en el mundo y Mendoza es el primer productor del país (ver aparte).

Los especialistas del INTA remarcaron que se estima que las pérdidas en la poscosecha son superiores a las que se producen en la etapa previa. Mientras que el desperdicio inicial es de 8%, en el traslado trepa hasta el 20%.

Con este dato a la vista se propusieron diseñar un sistema que permita minimizar esta pérdida. Gran parte de la cual tiene origen en los denominados "daños invisibles" producidos durante el cultivo, en el momento de la cosecha y en la manipulación dentro del galpón de empaque.

"La modificación del sistema de transporte se convierte en la herramienta fundamental para evitar estos problemas", completó el ingeniero Parera.

El desarrollo ya se utiliza en las fincas mendocinas. Agrícola Ajera del Este, en Rodeo del Medio, y Miguel Valverde e hijos, en Luján de Cuyo, ya trabajan con este equipo. En el caso de la primera empresa, con una máquina propia y en el de la segunda, alquilándola.

Para obtener más información, los interesados deben llamar a la Estación Experimental Agropecuaria del INTA, teléfonos 4963020/4963332, o enviar un correo electrónico a agrimec@mendoza.inta.gov.ar

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *