14 de agosto de 2015 18:12 PM
Imprimir

A Uruguay le preocupa que la carne dependa tanto de China

Lo dijo el expresidente de INAC, Roberto Vázquez, en Paysandú

El consultor privado y expresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Roberto Vázquez Platero, manifestó ayer su preocupación por la alta dependencia de la carne uruguaya en el mercado chino. Señaló que en lo que va de 2015, 41% de la carne vacuna de exportación fue hacia ese destino. El experto participó en la Jornada de la Unidad de Producción Intensiva de Carne (UPIC), de la Facultad de Agronomía, realizada en el salón Egeo, en Paysandú.

Vázquez Platero analizó en profundidad el mercado internacional de la carne. Allí señaló que Australia, Brasil y Argentina iniciarán un proceso de recomposición del rodeo vacuno y por lo tanto retendrán vientres, lo que posiblemente se refleje en una menor faena y en consecuencia es probable que los precios suban. Todo dependerá de la demanda de Estados Unidos, y fundamentalmente de China.

Señaló que cuando el precio de la carne vacuna sube en Estados Unidos, la población consume menos y prefiere las carnes alternativas, por lo tanto analizó que lo que ocurra en China será clave para los precios.
Dijo que China no es un país que le dé muchas certezas y recordó que cuando la bolsa de aquel país cayó, hace unos 20 días, fue por decisión del gobierno. Sostuvo que ese autoritarismo del gobierno chino es un riesgo que le puede dar “un dolor de cabeza” a Uruguay, que está “dependiendo mucho de un solo mercado”.

No obstante, el analista consideró que los precios de la tonelada de carne vacuna uruguaya de exportación debería mantenerse en los actuales niveles, salvo que ocurra un imprevisto.

Entre las amenazas del sector señaló la situación de la economía china; el efecto del tipo de cambio en algunos países como Brasil, que pueden disminuir su consumo y aumentar su participación en la exportación; el acceso de Brasil y Argentina a otros mercados como Estados Unidos y China; un aumento de la producción en Argentina; y un aumento del consumo de carnes sustitutas.

Vázquez Platero destacó el excelente posicionamiento de la carne uruguaya, que se ubica como el segundo proveedor de China, situándose solo por debajo de Australia. Además subrayó que en el país asiático la carne uruguaya es consumida por la clase media, que es el sector que más aumenta su consumo. También señaló que por ahora Uruguay se mantiene exportando su carne al mercado de Estados Unidos sin la competencia de Brasil y Argentina, y tiene un buen posicionamiento en la Unión Europea, donde comercializa los cortes de mayor valor.

Fuente:

Publicidad