19 de agosto de 2015 15:29 PM
Imprimir

Sector avícola de Sucre perdió unos Bs 500 mil

POR LA SOBREOFERTA Y LA CAÍDA DEL PRECIO EN JULIO

El sector avícola en Sucre registró en julio pasado una pérdida económica de medio millón de bolivianos por la caída del precio de la carne blanca, a raíz de la baja de la demanda y el contrabando de pollo.

“En julio como ADACH hemos perdido un aproximado de medio millón de bolivianos porque el precio estuvo inferior al costo de producción”, informó ayer la gerente general  de la Asociación de Avicultores de Chuquisaca (ADACH), Krupskaya Ibáñez.

Explicó que el costo de producción osciló entre 11,60 y 12,10 bolivianos por kilo, pero en julio se entregó el kilo gancho en Bs 10, lo que significó una pérdida de entre 1,60 y 2,10 bolivianos por kilo, totalizando una pérdida acumulada de medio millón de bolivianos.

Sin embargo, en agosto la situación empezó a mejorar. “Este mes empezó siendo un poco más alentador, pues la pasada semana ya estuvieron entregando a Bs 12 el kilo gancho como tendría que ser y la vendedora máximo tendría que estar dando en Bs 14, tomando en cuenta la ganancia de Bs 2 por kilo”, sostuvo Ibáñez.
Este diario constató ayer que en los mercados Central y Campesino el precio del kilo osciló entre 14 y 15 bolivianos el kilo.

Ibáñez dijo que la crisis del pollo en julio se debió a la baja demanda interna, pero también al contrabando de pollo principalmente a través de Villazón y Yacuiba.

 

CON EL GOBIERNO
Ante la crisis del sector, los avicultores instalaron mesas de trabajo con el Gobierno, siendo uno de los puntos centrales la exportación.

“La ministra (de Desarrollo Rural) nos encomendó que cuando esto suceda los productores grandes exportarán y nos encomendaron a los pequeños cubrir los espacios en el mercado local, lo cual será un alivió para nosotros”, sostuvo Ibáñez.

Al respecto, ayer, el director del observatorio agroambiental del Ministerio de Desarrollo Rural, Jorge Guillén, dijo que el Gobierno busca incentivar la exportación de carne de pollo y que pretende establecer una franja de precios de entre 12 y 14 bolivianos para el consumo interno

Fuente:

Publicidad