31 de julio de 2010 17:49 PM
Imprimir

Equipo de cosecha y transporte de ajo, la innovación "del año"

El proyecto, presentado en conjunto por técnicos del INTA de La Consulta y Mendoza, acerca de un dispositivo que se destaca por su acción rápida y la minimización de pérdidas, recibió el primer premio en el II Concurso Provincial de Innovación Tecnológica Mendoza Innova 2010.

De parabienes. Los científicos contentos por el gran resultado obtenido y ni hablar de los productores, ya que pueden gastar la mitad de lo calculado en recolectar y transportar el ajo. Por todo ello, fue el premio mayor de un concurso mendocino.

Tal es así, que en un acto celebrado en Casa de Gobierno, el Director Regional del INTA, Ing. Agr. Carlos Parera y uno de los autores del desarrollo premiado, el Ing. Agr. José Luis Burba, recibieron, de manos del gobernador Celso Jaque, el diploma de ganadores del concurso de innovación tecnológica organizando por el IDITS (Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios). Con ello, además de la distinción, el proyecto recibió $ 40.000, que servirán para seguir profundizando las acciones orientadas a la cadena productiva del ajo.

El gobernador del Mendoza, al felicitar a los ganadores, destacó especialmente el hecho de que el INTA haya obtenido la máxima distinción, "teniendo en cuenta que no muchos años atrás y habiendo cumplido la institución un rol muy importante, le fue impedido cumplir con su misión, tal vez de la manera más negativa: la no asignación de recursos".

El jurado, integrado por dos representantes del IDITS y profesionales de la Universidad Nacional de Cuyo, Universidad de Mendoza, Universidad del Aconcagua y Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Mendoza, tuvo que evaluar 27 propuestas, de las cuales 6 recibieron menciones y 3 se llevaron los principales premios. El criterio que aplicaron a los proyectos presentados, requerido por el IDITS, fue que significaran innovaciones en productos completamente nuevos o modificaciones sobre productos o procesos ya existentes.

Innovación hortícola del INTA

El proyecto ganador tiene por nombre completo "Sistema de recolección y transporte de ajo de acción rápida y minimización de pérdidas" y fue desarrollado conjuntamente por profesionales agrónomos y técnicos de las Estaciones Experimentales Agropecuarias (EEA) La Consulta y Mendoza, del INTA. José Luis Burba y Aldo López aportaron el conocimiento del manejo del cultivo, mientras que Raúl del Monte y Alejandro Ambrogetti supieron traducir en dispositivos mecánicos los ensayos sobre las maneras más eficientes de recolectar y trasladar ajo desde la finca al sitio de secado.

La del ajo es una cadena sin duda relevante para la economía de Cuyo. La región encabeza la producción de ajo en la Argentina y nuestro país es el segundo exportador mundial de la hortaliza. El INTA cuenta con un proyecto concreto para investigar todos los aspectos concernientes al ajo, desde su siembra hasta la comercialización, pasando por una etapa crucial que es la de conservación. Así, es que especialistas de la EEA La Consulta han calculado que las pérdidas en la postcosecha son superiores a las de la etapa de producción del cultivo. Mientras que durante su manejo a campo se pierde aproximadamente el 8%, en el traslado trepa hasta el 20%. Lo cual en pérdida de dinero no resulta en una cifra menor: "Por golpes, magulladuras y malos tratos del producto recién cosechado, Mendoza pierde entre 12 y 20 millones de dólares anuales", explica Burba a quien conocemos desde hace muchos años con Suplemento Verde.

Gran diseño

"Queríamos mejorar esta etapa de la cosecha -refiere el Director del Centro Regional Mendoza-San Juan INTA, Carlos Parera- porque había muchas pérdidas. Durante dos años, hemos trabajado para implementar este sistema modular de manipulación en la recolección de ajo".

El equipo diseñado por el INTA consiste en un tren de módulos independientes, vinculados entre sí y remolcado por un tractor agrícola. Su estructura básica se construyó a partir de un eje de dos ruedas, con lanza de tiro y dos receptáculos, con lo que se logra dar versatilidad en la utilización.

Según afirman los autores del proyecto en un trabajo con resultados preliminares de esta tecnología, que fue comparada con otros mecanismos de acarreo del ajo: "El conjunto de acoplados INTA presenta la mejor performance en todas las variables evaluadas: cargan más, lo hacen más rápido, tienen mayor aprovechamiento de la potencia de tracción y necesita menos espacio para operar". Algo digno de resaltar es que permite un ahorro del 30% en cuanto a la mano de obra requerida.

El sistema fue pensado, a su vez, para preservar la seguridad de estos operarios. "Con los sistemas tradicionales de recolección es común que los operarios sufran golpes, esguinces, etc. porque tienen que estar trepando por sobre 8 toneladas de ajo. Con este nuevo sistema el operario trabaja a pie firme sobre unos acoplados especiales, que son autovolcadores", explica Burba y concluye que sumando esta disminución de costos de mano de obra, a las pérdidas que evita por maltrato del producto con otros sistemas, "esta tecnología INTA puede redundar en un 50% de beneficio para el negocio del ajo fresco".

Cada módulo tiene una capacidad de carga de 2.000 kg, y sus dimensiones de planchada son: 2 m de ancho y 3,5 m de longitud (medidas que responden a la necesidad de no sobrepasar la altura de estiva, de 1 m, cuando se trabaja con ajo en verde. Además de la carga y descarga de ajo, el sistema permite anexar barandas a las planchadas, para efectuar cargas generales, permite anexar equipos para tratamientos fitosanitarios y otros.

Ya se usa

El desarrollo premiado ya es utilizado por algunas firmas mendocinas. Es el caso de Agrícola Ajera del Este, de la localidad de Rodeo del Medio, Maipú, que compró el equipo. También ha sido probado con éxito por Miguel Valverde e hijos, en Luján de Cuyo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *